Aja significado bíblico

aja

Definición. El significado bíblico de Aja, es padre de Rizpa, quien en vida fue la esposa de Saúl, un personaje que se convirtió en rey del pueblo de Israel y que se enfrentó a los filisteos.

Asimismo, existen registros en las sagradas escrituras que indican que Aja fue uno de los hijos de Zibeón, hermano de Aná. Un hombre al que se le reconoció por hallar unas fuentes de aguas termales que les sirvieron a los pobladores para darles de beber a sus asnos.

En tanto que, se comparó del mismo modo a Aja con una deidad horea cuyo nombre era Aya y que sobresalió dentro de la mitología acadia, asiria y babilónica. Por lo que, se le consideraba como la esposa del Dios sol y ejemplar de la justicia.

Aja y Rizpa

En el libro de Samuel, se menciona a Rizpa por ser una de las descendientes de Aja que dio a luz a Armoní y a Mefiboset. Así pues, fue una mujer que enfrentó un gran dolor cuando a sus hijos se les ejecutó a causa de los crímenes que cometió su padre.

Por su parte, la descendiente de Aja fue concubina de Saúl y a pesar de no ser un personaje tan sobresaliente en la Biblia, dejó grandes enseñanzas por medio de su padre. Dentro de las cuales, se aprecia la constancia y tenacidad que le legó. Pues, después de la muerte de Armoní y Mefiboset, no descansó hasta que se les diera cristiana sepultura a sus cuerpos.

Dándonos así, un ejemplo de lucha para no darnos por vencidos cuando las cosas se tornan complejas. Y es que, a pesar del frío y el cansancio, oró al Señor de la misma forma en que lo hizo Aja con el fin de pedirle que le protegiera a ella y a sus hijos muertos. Al final, el Altísimo le recompensó y le sostuvo hasta el último de sus días en la tierra.

Aja, Aná y los manantiales en el desierto

Tanto Aja como Aná, pertenecieron al linaje de Esaú y en los tiempos antiguos, uno de ellos descubrió manantiales en el desierto mientras apacentaba los asnos de Zibeón. Y es que, esta tarea no fue nada sencilla, puesto que, encontrar agua en esas latitudes era una misión casi imposible. De hecho, como hallar un tesoro.

Este evento, en el que participó Aja, nos demuestra que las actividades que se realizan con esmero, obtienen la recompensa del Padre Celestial.

Subir