Ajorcas significado bíblico

ajorcas

Definición. El significado bíblico de ajorcas es cadenillas con colgantes que sonaban al caminar. Las personas importantes podían comprarlas de oro y plata. Las menos adineradas las conseguían de hierro o de vidrio. Algunas fueron huecas y hechas de marfil. Las piezas de adentro eran de metal o de piedra. Al chocar entre sí hacían el sonido como de pequeñas campanillas. Se las colocaban en los tobillos.

Los adornos en tiempos bíblicos dependían del nivel social. También con el poder o autoridad que tuviera su dueño. Eran muy comunes en los mercados de todo Oriente Medio.

Por lo general, las ajorcas las utilizaban las mujeres. En Egipto, la evidencia arqueológica muestra que también las usaban los hombres. Se han encontrado pinturas funerarias y monumentos que así lo demuestran. De hecho, en ellos se puede observar que las combinaban con brazaletes.

Ajorcas en las escrituras hebreas

En un tiempo, los israelitas pelearon contra el pueblo de Madián y ganaron la batalla. No murió ni un soldado de Israel. Entonces los jefes del ejército le agradecieron a Dios. Le dieron parte del botín obtenido. Incluía muchas alhajas de oro. Brazaletes, anillos y joyas. Además, le ofrendaron cadenillas y ajorcas para los tobillos.

En otra oportunidad, Jehová les reclamó a las hijas de Zion su actitud orgullosa. No se preocupaban por su relación con Dios. Se enorgullecían de su manera de vestir y de su forma de ser altiva. En el libro de Isaías se las describió como mujeres que coqueteaban con los hombres. A veces se ponían unas ajorcas. Pero también se colocaban una en cada tobillo y las unían con una cadenilla. Estos acortarían sus pasos y resaltaría su tintinear.

Dichas ajorcas provocaban un caminar más sensual. Así que atraerían más la atención de los hombres. A estos adornos también se les llamó cadenillas de los pasos.

Dios les advirtió que les quitaría esa arrogancia. Estas palabras de seguro se cumplieron en el año 607 a.E.C. Jerusalén fue conquistada por los babilonios. Destruyeron el templo y la ciudad. La dejaron en la ruina. Murieron muchas personas. Las mujeres que sobrevivieron las llevaron como esclavas. Ya no podían lucir ningún adorno hecho de oro o plata. Su puesto en la sociedad llegó a lo más bajo.

Ajorcas en las escrituras griegas

En ellas no se mencionan las ajorcas. Tampoco desaprueba el uso de joyas. Lo que se recomienda a las mujeres es que su adorno no se enfatice en la apariencia. Más bien, Dios desea que destaquen su belleza espiritual. En las cualidades como la modestia y el buen juicio.

Subir