Ammi significado bíblico

ammi

Definición. El significado bíblico de Ammi, es nombre simbólico que se le otorgó al pueblo de Israel y que aparece en los registros del libro de los romanos. Representa una predicción en donde se alega la reconciliación de Jehová para con sus hijos dada por un hombre llamado Oseas Loammi.

Por su parte, el término viene del hebreo y tiene por traducción, esta es mi gente o pueblo mío. Asimismo, en Oseas 2:1 aparece tal palabra de la siguiente manera 'Decid a vuestros hermanos: Ammi; y también a: Ruhama.'

La invitación a la reconciliación

Es importante señalar, que Ammi tiene un significado muy relevante en la Biblia. Puesto que, traza la relación del pacto de Dios para con los hijos de Israel. Todo, a pesar de que en un tiempo le desobedecieron y se supo que miraron deidades falsas o cometieron actos de pecado.

Es por ello, que el Señor pone en evidencia su compasión y da su ejemplo mediante la palabra Ammi y lo que representa. De tal modo, renueva el llamado de Oseas al amar a la esposa que retornó de la vida que llevaba y que no le era grata a los ojos de Dios.

Asimismo, con el bautizo de Ammi se describe el cautiverio en el desierto y el regreso de la nación de Israel hacia sus hogares. Ya que, esta experiencia les sirvió para purificar su espíritu en tierra extranjera. Sin embargo, el Padre Celestial jamás los abandonó y estuvo dispuesto para aceptarlos de regreso sin ningún tipo de reprimenda.

Ammi y Gomer

Aunado a ello, se sabe que la palabra Ammi tuvo relación con Gomer. Dado que, Jehová le dijo a Oseas que le mostrara su espíritu de perdón y que la comprase y llevase a su casa para amarle. Por aquellos tiempos el precio de los esclavos se tasaba en siclos de plata y otros bienes.

Hay que tener en cuenta que el amor de Oseas hacia Gomer es equitativo al que tuvo Dios con su pueblo. Pues a pesar de que en un momento no valieron nada para nadie y cayeron bajo por culpa de sus actos, retornaron con la cabeza en alto por la redención que les otorgó el Altísimo, porque les permitió levantarse de nuevo.

Así que, podemos tomar de ejemplo este relato sobre Ammi y los hijos de Israel, quienes dejaron la adoración hacia estatuas y buscaron el consuelo del Creador. Lo albergaron en sus corazones y gozaron de su bondad infinita por el resto de sus vidas. Además, se maravillaron de su gran misericordia.

Subir