Amana significado bíblico

amana

Definición. El significado bíblico de Amana, es famosa cumbre que se menciona en el cantar de los cantares y que se encontraba situada en el Antilíbano. Tal término proviene del hebreo Amânâh que se traduce en español como integridad, ratificación o pacto sagrado.

Por su parte, existe una historia en la cual se relata que Sargón II, el rey de Asiria, era capaz de conseguir alabastro en la región de Amana. Todo ello, aparece en algunos mapas antiguos de la época que nos indican que se trató de un lugar relevante.

Ahora bien, en Cantares 4:8, conseguimos esta palabra a lo largo de las siguientes líneas 'Ven conmigo por el Líbano, oh esposa mía; Mira desde la cumbre de Amana, en la de Senir y de Hermón, en donde se encuentran las guaridas de los leones y también los montes de los leopardos.'

En este versículo, se puede apreciar que la referencia al Líbano y a Hermón podría sufrir variaciones respecto a la traducción hebrea. Sin embargo, hay estudiosos que afirman que el nombre tiene que ver con la cordillera del Antilíbano y otros que alegan que estaba más a la zona del este.

Amana y su importancia religiosa

Al hablar de Amana, hacemos referencia a una cumbre, lo que, tiene gran relevancia dentro de las sagradas escrituras.

Puesto que, no es un secreto que cuando Dios se les manifestaba a los hombres de la tierra, lo hacía por medio de montañas. Tal cosa podría deberse a una conexión espiritual y a partir de esos momentos, se daban a conocer sus profecías.

De hecho, desde los días más antiguos se sabe que el arca de Noé se posó sobre una cumbre y también, se realizaron numerosos sacrificios.

Asimismo, el Altísimo se valió de otros montes para hacer aparecer a sus ángeles y que les comunicaran a los seres humanos mensajes. Así pues, es bastante probable que Dios se manifestara alguna vez en Amana.

Amana y el cantar de los cantares

Ahora bien, Amana tiene una participación importante dentro de este famoso libro en el cual, se exaltan las más hermosas canciones que se incluyen en la Biblia. Se trata de poemas que celebran el amor y que de hecho, podrían reflejar tradiciones mesopotámicas o egipcias.

A pesar de que allí no se menciona al Señor, sí se describe el amor que sienten sus hijos en la tierra y simboliza la gracia de Dios para con el pueblo de Israel.

Subir