Adramélec significado bíblico

adramelec

Definición. El significado bíblico de Adramélec es en honor al rey. Este era una deidad pagana a los que servían los sefarvitas. También era el nombre de uno de los hijos de Senaquerib. Él y su hermano murieron a espada, tal como su padre. Ese fue el castigo por sus actos.

¿Por qué adoraban a Adramélec en Israel?

Los israelitas del reino de las diez tribus, de nuevo traicionaron a Jehová e hicieron lo que era malo. Una vez que él se hartó, los apartó de sus ojos y les quitó la protección. Así, que permitió que el rey de Asiria conquistara al pueblo y se los llevara al exilio. Esto formaba parte de las consecuencias de sus actos.

Ahora bien, para no dejar esa zona sin nadie que la ocupara, el monarca mandó a personas de varios pueblos a habitar el territorio de Samaria. Entre esos grupos se encontraban los sefarvitas. Esa nación acostumbraba a adorar al Dios falso Adramélec, quien se relaciona con Satanás.

Ellos trataban de seguir las normas de Jehová, pero lo contaminaban haciendo sacrificios a Adramélec, quemando a sus hijos. Este tipo de actos era tan desagradable para Dios, que cualquier intento de hacer lo que era correcto, quedaba invalidado con estos hechos grotescos.

¿Cómo llegó Adramélec y su hermano a Ararat?

Esos hombres eran hijo de rey de Asiria, Senaquerib. Ese monarca trató de acabar contra la nación del Dios verdadero. Reunió un ejército de unos 185.000 soldados para combatirlos. El grupo era tan grande que atemorizaba a cualquiera que lo viera. Ellos se apostaron en los alrededores del reino de Judá.

Sin embargo, no podían intimidar a Jehová, quien en una noche envió un ángel para matar a todos los hombres de guerra. De esta manera, defendió a su pueblo de los enemigos. Al verse humillado, Senaquerib se fue a Nínive para continuar con su mandato. No se sabe cuánto tiempo pasó desde la derrota y las razones que llevaron a sus hijos a asesinarlo.

Adramélec y Sarézer aprovecharon mientras su padre se encontraba inclinado delante de su Dios Nisroc en su templo. Así que, a punta de espada, acabaron con la vida del monarca. Ellos tuvieron que huir hasta la tierra de Ararat. Otro de sus hermanos, Esar-hadón, el sucesor de su padre, los persiguió con el fin de acabar con sus vidas. Con esto honró lo que le habían hecho a su progenitor.

Subir