Ahiram significado bíblico

ahiram

Definición. El significado bíblico de Ahiram, es uno de los hijos de Benjamín que aparecen registrados en el libro de los Números. Su nombre proviene del hebreo Ajîrâm que se traduce como mi hermano es Dios o el hombre exaltado.

Asimismo, se sabe que Ahiram fue el fundador de una familia importante dentro de las sagradas escrituras, la de los ahiramitas. Y que a la par, se le mencionó junto con la de los belaítas y la de los asbelitas. Además, se dice que su nombre se transformó en Ehi, ya que, de este modo, se le cita en ciertos registros sagrados.

Tal y como lo podemos observar en el siguiente versículo del Génesis 46:21 'Los hijos de Benjamín fueron Bela, Bequer, Asbel, Gera, Naamán, Ehi, Ros, Mupim, Hupim y Ard.' De manera similar, se le confunde con otro personaje que aparece en el libro de las Crónicas y que se llama Ahara, hermano de Bela y Asbel.

Ahiram y la descendencia de Benjamín

Sabemos que Ahiram figura entre los del linaje de Benjamín. Sin embargo, su primogénito fue bela, el segundo fue Asbel y a partir de allí, comenzó a expandirse la población de Israel. Todo ello, con la llegada de Ajará, Noja y Rafá. Estos personajes tomaron mujeres y trajeron más hijos al mundo.

Algunos de ellos se les reconoció por sus hazañas como Hiram, Adar y Abiud. Aunque, de tal descendencia también nacieron hombres fuertes y jefes de las familias patrarcarles que habitaron en diversas regiones como Gueba y Manajat.

Por su parte, los hermanos y otros parientes de Ahiram, desobedecieron al Señor, pues repudiaron a sus esposas y tuvieron más descendencia en los campos de Moab. Pese a ello, algunos hombres se caracterizaron en vida por ser guerreros valientes y diestros con el arco. Lo que, les favoreció a la hora de entrar en guerra con las tribus enemigas.

Enseñanzas de Benjamín a Ahiram

No es un secreto que Benjamín fue uno de los doce hijos de Jacob y que su participación en el pueblo de Israel fue de gran importancia. Pese a que su territorio fue uno de los más pequeños, era muy central y este hombre siempre se mostró muy agradecido con Jehová por sus múltiples bendiciones.

Pues, a sus hijos como Ahiram nunca les faltaron provisiones y recursos procedentes de la tierra que les abastecieran. Además, su padre siempre los mantuvo en la fe hacia el Altísimo y su pueblo estuvo orgulloso de conocerse en la historia como aquellos escogidos por el Padre Eterno para su heredad y ministerio divino.

Subir