Ahasbái significado bíblico

ahasbai

Definición. El significado bíblico de Ahasbái es hay un refugio en Jehová. Es un personaje que se menciona una sola vez en las santas escrituras. Su aparición en el relato de 2 Samuel, se hace para identificar la procedencia de su hijo, quien se destacó como un gran guerrero.

¿Qué se conoce de Ahasbái?

En la Biblia no se menciona nada sobre su vida o su muerte, el único detalle que se da, es que nació en Maacá. Sin embargo, para ese tiempo existían dos lugares que se llamaban así. Una de ellas es Abel-bet-maacá y la otra es el reino de Maacá, el sirio. Es por esto, que no se sabe si Ahasbái era un israelita de la tribu de Neftalí o un extranjero.

Lo cierto es que, su descendiente Elifélet formó parte de los guerreros de David. Estos no fueron unos simples soldados. Más bien, eran un grupo de hombres que sobresalían de los demás por sus grandes hazañas. En el relato de 1 Crónicas 11, se tiene un registro paralelo a 2 Samuel 23, pero en este se menciona a Elifal hijo de Ur. Algunos estudios de la historia piensan que se tratan de las mismas personas.

Tal vez esos últimos alías, fueron sobrenombre por los que también se conocían a aquellos hombres en el pueblo. Estos relatos permiten que las personas en la actualidad puedan establecer quiénes eran los personajes que participaron en uno o varios sucesos. Además, se obtiene un entendimiento más amplio sobre sus acciones.

¿Qué hizo el hijo de Ahasbái?

Elifélet formaba parte de un grupo de hombres valientes y habilidosos que defendían con su vida al rey David. No se conoce con precisión, si él se unió al ejército cuando el monarca huía de Saúl y se refugió en el campo. Tampoco sé específica si estaba entre las personas que lo acompañaron a la región de Gat y vivieron en Ziclag.

Lo que si se conoce es que al final del reinado de David, él y su grupo escoltaron a su amo hasta sus últimos días. Incluso estuvieron dispuestos a poner en riesgo sus vidas para buscar un poco de agua. El monarca expresó que deseaba tomar del vital líquido que se encontraba en una cisterna de Belén, donde acampaba el ejército filisteo. Así que ellos con mucho cuidado lograron traérsela.

David no quiso tomarla, porque pensaba que era un regalo que pudo estar lleno de la sangre de sus hombres. Sin embargo, ellos no se molestaron sino que entendieron la postura del rey.

Subir