Aguas calientes significado bíblico

aguas calientes

Definición. El significado bíblico de aguas calientes, tiene que ver con un poblado que se situaba al extremo norte de las conquistas del personaje Josué de las Sagradas Escrituras. Algunas personas señalan que se encontraba en la región de Sidón, pero hasta la fecha no se conoce información concisa.

Por otra parte, el término aguas calientes también hace referencia a una sede de la ciudad de México que se creó bajo la guía del Papa León XIII. Todo esto, se estableció mediante un decreto en el año de 1899.

Es por ello, que a las aguas calientes se les apreciaba como una diócesis en la que participaron frailes y obispos.

Aguas calientes como metáfora

Dentro de la Biblia, existen relatos que nos indican que en la región de Laodicea, se construyó un acueducto que usaban los habitantes de la ciudad. Resulta que, cuando el agua provenía de las montañas, se le llamaban aguas frías, pero apenas llegaba a su destino, se decía que eran aguas calientes. Esto, debido a el curso que llevaba y al no estar helada, no era nada apetecible.

Por tal razón, en el libro de la Biblia podemos observar que Jesucristo amonestó y reprochó a la iglesia de Laodicea mediante la escritura de una carta. En la cual, señala que sus habitantes no recibían la aprobación de Dios por sus actos que no agradaban al Padre.

En Apocalipsis 3: 15-16, vemos el siguiente texto 'Yo que conozco todas tus obras y sé que no eres frío ni caliente, ojalá lo fueras. Pero como sos tibio, te vomitaré de mi boca.' Este mensaje, se relacionaba con la práctica de las aguas calientes y las frías con la que convivían los pobladores de Laodicea.

Cuando Jesús dijo que eran tibios, los asociaba con el agua que bebían y que no era de su agrado. Por lo tanto, las personas sabían que las aguas calientes provenían de las termales y la fría de las montañas. El término frío, se relacionaba con una iglesia opuesta a la palabra de Dios.

Mientras que, las iglesias que se asociaban con las aguas calientes, contaban con mayor fervor espiritual. Quienes formaban parte de ellas, se apasionaban por la palabra de Dios. Sin embargo, en Laodicea sobresalía el término tibio que indicaba que no eran ni tan fundamentales ni tan liberales. Se caracterizaban más por darle importancia al dinero y a los bienes materiales que a los valores espirituales que estableció Jesucristo.

Subir