Age significado bíblico

age

Definición. El significado bíblico de Age, es nombre de un personaje de las sagradas escrituras que se destacó por ser el padre de uno de los valientes de David. Tal término proviene del hebreo Âgê  que se traduce en español como profundidad, valle o fugitivo.

Por su parte, se dice que Age perteneció al grupo de los araritas. Se trataba de un apelativo que se les colocó a los hombres que estuvieron con David en la guerra. Y que a su vez, venían desde las montañas que se encontraban ubicadas dentro del territorio de Judá.

Es importante señalar, que es probable que Age conociera a otros personajes resaltantes de los tiempos bíblicos. Tales como, Jonatán y Ahíam. Pues, fue el padre de Sama y este se caracterizó siempre por seguir los estatutos del Señor y estar al servicio de quienes le necesitaran.

Age y su ejemplo hacia Sama

Dado que Age fue el progenitor de uno de los valientes de David, le instruyó en la forma en la que debía ofrecer holocausto al Dios Todopoderoso. Sin omitir, los altos valores morales y la obediencia que siguió en vida respecto a las ordenanzas del Padre Celestial.

Asimismo, sabemos que en esa época Age sembró lentejas en un territorio que más adelante le heredó a Sama. Desde allí, se relata la historia en la que aparecen los filisteos. Pues, estos querían atacarle a él y a su familia mientras que las legumbres se terminaban de cosechar.

Sin embargo, el hijo de Age demostró que era un hombre muy valiente. Ya que, se colocó en medio del campo de su padre y defendió sus provisiones, las que, eran el sustento diario para él y los que estaban a su cargo. Entonces, logró derrotar al grupo de los filisteos, quienes siempre tenían problemas con los habitantes del pueblo de Israel.

Recompensa para Sama

Cuando esto aconteció, el hijo de Age no se quedó con las manos vacías. De modo que, Dios se percató de su gran tenacidad, coraje y valentía en una situación en la que cualquier otro pudo salir corriendo. Por lo tanto, el Altísimo decidió recompensar a Sama y a su familia a través de la multiplicación de sus cosechas.

Sin dejar de lado, que Jehová le bendijo por el resto de sus días y a la vez, le otorgó una victoria que sigue siendo reconocida hasta hoy por medio de la Biblia.

Subir