Acero significado bíblico

acero

Definición. El significado bíblico de acero, es tipo de bronce o metal. Este término proviene del latín Aciarius y de esta palabra acies. Que es como se menciona la punta de un arma blanca. Sería, por tanto, un metal adecuado que se utilizaba por su dureza y resistencia. Para ponerlo en la parte cortante de las armas y las herramientas. En este caso, de las luchas presentes en las escrituras.

Se desconoce la fecha exacta en que se descubrió la técnica para obtener acero a partir de la fusión de minerales. Sin embargo, los primeros indicios antiguos de restos de utensilios de metal vienen según de hace tres mil años antes de cristo.

Aunque, existen residuos de adornos anteriores, donde se señala el arca de acero, como la falcata, que porque dicen, se empleaba en el siglo uno antes de la llegada de Jesucristo a la tierra.

Maldiciones de desobediencia

Al enunciar la desobediencia, es por advertencia, que Dios hizo a los pueblos al no seguir u obedecer la verdad procedente de sus palabras. En las que, recalcaba la importancia de no practicar y guardar todos los mandamientos que estableció.

De hecho, en Deuteronomio 28:23 se expresa una clase de maldiciones que podrían recaer sobre los hombres si no seguían sus ordenanzas. 'Y el cielo que te cubre se volverá de bronce, y la tierra que pisas, de acero.' Aquí, podemos apreciar la advertencia de nuestro padre. Lo que puede ocurrir, al no seguir sus mandatos.

Así que, estas líneas bíblicas nos llaman a la reflexión, a internalizar que los mandamientos son las instrucciones amorosas de Dios, para que tengamos bienestar y felicidad. Tanto física como espiritual, mientras estamos en la tierra. Además, nos da a conocer su voluntad y ascenso a la vida eterna.

Comparación del acero en la vida cristiana

El acero es el producto de una suma química de materiales extraídos de la tierra, que se obtiene al combinar el hierro con otros elementos relevantes. Es por ello, que las propiedades de este, son la dureza, resistencia, maleabilidad y ductilidad, pero ¿Qué tiene que ver con nuestra vida cristiana? Todo se debe a la fe, la que, es tan persistente y que no es difícil de penetrar.

De igual modo, es importante que exista firmeza, que nos permita ser capaces de resistir las pruebas, desafíos que nos coloca la vida, además de tener flexibilidad. Y ello, nos hará soportar con fuerza, sin romper nuestras creencias.

Subir