Armadura significado bíblico

armadura roma

Definición. El significado bíblico de armadura se refiere al grupo de armas y armamentos que antiguamente usaban los soldados.

En tal sentido, era una vestimenta de cuero, hierro y acero, formada por diversas partes que protegía el esqueleto de los soldados en la batalla. Esta vestimenta está conformada por un yelmo o casco, la coraza o cota de malla y un cinto o correa en la que se cuelga la espada. De esta forma, evitaban sufrir lesiones en los ataques del enemigo por parte de las armas que estos empleaban.

Vídeo sobre el significado bíblico de Armadura

https://www.youtube.com/watch?v=0LfSawLZlrk

Armadura según la Biblia

El término armadura en la biblia hace referencia a los instrumentos que Dios otorga a todos sus hijos para que estos puedan ser capaz de defenderse. Y de esta manera puedan vencer los ataques provocados por Satanás para quebrantar el amor y la fe en Dios.

Esta armadura espiritual se compone de diversas partes que cumplen una misión muy importante y tienen un valor y significado especifico. Es decir, ningún componente de esta armadura fue designado al azar o accidente.

Partes de la armadura de Dios.

Colocarse la armadura espiritual significa envolverse en la verdad, viviendo una vida sin mentiras y pecados. Vestir la coraza de la justicia entendiendo que ante los ojos de Dios eres justo y derrama sobre tu vida infinitas bendiciones.

Calzar el evangelio para tener la valentía de superar los obstáculos puestos en el camino por Satanás para que el mensaje de Dios no sea propagado.

Así mismo, se debe sostener el escudo de la fe, lo que significa conocer y confiar en la palabra de Dios. De esta forma ser capaz de responder con sabiduría a las provocaciones y dudas causadas por el enemigo.

También se debe usar el yelmo o casco de la salvación, para evitar los malos pensamientos que te llevan a desconfiar y perder el amor a Dios. Recordando siempre lo importante que eres para Dios y lo mucho que te ama, confiando en la certeza de su palabra.

Por último, se nos exhorta a defenderse con la espada del Espíritu, por lo que conocer profundamente la palabra de Dios es primordial. Lo cual no se refiere a un conocimiento teórico, sino a aquel conocimiento que pasa la mente y se adhiere al corazón. Por este motivo, mantener en la mente y el corazón la palabra de Dios, ayuda a combatir la mentira con la verdad de Dios.

Subir