Valiente significado bíblico

valiente biblia significado

Definición. El significado bíblico de valiente lo encontramos en muchas historias de la Biblia que se encuentran llenas de anécdotas de valor. Además, una de las palabras hebreas traducidas como 'valentía' significa 'ser fuerte'. Por lo tanto, en la sagrada escritura existen múltiples historias que señalan el valor de sus jóvenes guerreros.

En un pasaje de la Biblia vemos que Moisés se enfrentó con mucho coraje al Faraón de Egipto y le ordenó que liberara al pueblo de Dios. También Josué fue valiente cuando invadió Canaán y el joven David enfrentó y derrotó al gigante palestino Goliat. Sin embargo, lo más importante que dice la Biblia sobre ser valiente es la base de nuestro valor.

La promesa de la presencia, fortaleza y constancia de Dios a quienes depositan su confianza en él es el fundamento de la educación. Por ejemplo, cuando Moisés nombró a Josué como su sucesor para dirigir a los israelitas, le dijo: 'Sé fuerte y valiente. Ya que tú quieres ver al pueblo que el Señor juró dar a sus antepasados'.

Este nivel de valentía se debe a que Dios camina delante de nosotros y nunca nos abandonará. (Deuteronomio 31:7-8). Esta frase suele ser muy usada en ciertos pasajes donde alienta a las personas a no tener miedo ni rendirse. Incluso Jesús animó a sus discípulos con palabras como: 'Les aseguro que estaré siempre con vosotros hasta el fin del mundo' (Mateo 20:28).

Ser valiente según la sagrada escritura

Desde una perspectiva bíblica, solo podemos poseer este valor si tenemos fe y confianza en que Dios está con nosotros. La función de la seguridad no es para generar coraje, sino que también disipa los temores de la otra persona. Jesús, como Dios encarnado, a menudo instó a sus discípulos a no temer, sino a creer en Él. Por ejemplo, dice: 'No te preocupes. Confía en Dios y ten confianza también en mí' (Juan 14:1).

Toda la vida de Jesús fue de valentía, desde el momento en que logró calmar la tormenta en el lago de Galilea (Mateo 8:23-27). Por ende, podemos considerar que Cristo es el hombre más valiente del mundo. Quizás el acto que mejor lo valore fue cuando triunfó sobre el pecado, la muerte y el infierno al sacrificarse en la cruz.

Sabemos que hizo esto por todos aquellos que creyeron en él y terminó resucitando de entre los muertos para poseer la diestra del Padre. Por lo tanto, la verdadera valentía está en creer que Dios nos acompaña siempre.

Subir