Trono significado bíblico

trono

Definición. El significado bíblico de trono es aquel sitio o posadero en donde personas con la suficiente autoridad se sentaban. Comúnmente tenía un sentido de poder, pues solo los más acaudalados eran los que se podían permitir uno de ellos.

Vídeo sobre el significado bíblico de Trono

https://www.youtube.com/watch?v=DFk8HTuAYgI

Curiosamente, esta palabra surge dentro de la comunidad de los hebreos y no tiene otro sentido más que: 'Silla'. Es decir, que la asociación a la grandeza y poder fue un accesorio agregado por lo exigente que era su creación y los materiales usados.

Dentro del sentido mundano, este término era relacionado con sistemas de gobierno como una característica necesaria, tal es el caso de la monarquía. Pues era una forma de representar y generar un sentido de respeto en quienes formaban parte del pueblo o gobierno.

Pero en la Biblia este objeto ha sido nombrado como parte de la vida de personas como Sansón e incluso describe que es utilizado por Dios. Por otra parte, este trono es el más increíble que jamás ha existido, pues sus materiales y tamaño son tales que exclusivamente solo pueden hacer honor a Dios.

Incluso hay algunas personas que afirman que el uso del trono ha sido ocupado por el mismísimo satanás. Lo que significa que aunque sea un elemento de poder, no siempre son empleados por personas buenas o entidades benignas.

Saber diferenciar esto puede ayudarnos a comprender el sentido positivo y negativo de esta palabra dentro de las escrituras.

El trono de Dios como único e irrepetible

Algo de lo que si se tiene certeza es que el significado religioso de trono se asocia a la omnipotencia y el gran gobierno de Dios sobre el mundo. Por lo que es único e irrepetible en comparación con cualquier otro que exista, así esté recubierto con oro y demás piedras preciosas.

Pero en la historia no es el único que ha tenido uno, lo que eran reyes, sumos sacerdotes o reyes también podían usarlos.

Dentro del Antiguo Testamento se hace evidente que aquellos que tenían territorios bajo su poder gobernaban y tomaban sus decisiones sentados en el trono. Era un medio ideal con el que buscaban otorgar solemnidad a sus actos decisivos.

Pero con la llegada del Nuevo Testamento, los que fueron los apóstoles dentro de las escrituras incluso poseen un trono en donde juzgaran a las personas cuando llegue su momento.

Subir