Sal significado bíblico

sal manos condimento

Definición. El significado bíblico de sal se refiere al condimento más conocido y necesario para la alimentación humana. Era abundante en Israel, sobre todo en la zona del mar Muerto.

La sal común se encuentra en el agua de mar o en los yacimientos subterráneos o superficiales. Y se usa en la conservación de diversas sustancias y para dar sabor. En la antigüedad, cuando la refrigeración y muchos otros métodos modernos que se emplean ahora para conservar alimentos no se conocí­an.

La sal era de mayor valor que en la actualidad, y su estima aumentaba por sazonar los sacrificios. Se refregaba con esto a los recién nacidos, por la creencia de que de ese modo la piel quedaba más seca, firme y limpia. Palestina dispone de una gran fuente natural de esa sustancia en el Mar Muerto. Pero sus playas y sus colinas adyacentes están cubiertas de sal de mala calidad.

Ella le dio su nombre al mar en el cual desemboca el Jordán, y al valle de la Sal. Ubicado en la extremidad meridional del Mar Muerto o Mar Salado, como también a la Ciudad de la Sal. A veces se cubrí­a con este condimento las tierras capturadas en señal de maldición. Pero cuando se la usa en los lugares correctos y en las cantidades adecuadas, esta sustancia es de gran valor.

Por causa de su obra y su influencia, Cristo comparó a sus discí­pulos con la sal. La Ley ordenaba poner este condimento en todas las ofrendas. El hecho de que fuera necesaria para el organismo, no solo para salar los alimentos, sino en la conservación de la salud de los hombres. La hizo símbolo de vida desde la antigüedad.

La sal en importantes sucesos bíblicos

Los terrenos salinos son estériles, representan la desolación y la ira de Yahvé. Cuando una ciudad era arrasada en la guerra, se sembraba sal en ella, como símbolo de que serí­a estéril, así lo hizo el rey Abimélek con Migdal Siquem.

La mujer de Lot, cuando ocurrió la destrucción de Sodoma y Gomorra, desobedeció la orden de Yahvé. Miró hacia atrás y quedó convertida en estatua de sal. Jesús dice a sus discí­pulos 'Vosotros sois la sal de la tierra' (según Mateo 5, 13). Y los previene, porque este condimento se puede volver insí­pido y entonces ya no servirá para nada.

El significado bíblico de sal es aquel compuesto de cloruro de sodio, o cualquiera de las diversas combinaciones quí­micas concomitantes. Como lo pueden ser, el cloruro de magnesio, de calcio, entre otros.

Subir