Rode significado bíblico

rode

Definición. El significado bíblico de Rode, es mujer que aparece en el libro de los Hechos como quien respondió a la puerta cuando llamó Pedro. Este nombre griego se traduce a Rosa. Se trata de una esclava que sirvió en la vivienda de la madre de Juan Marcos, que se llamaba María.

Después de que a Pedro lo liberaran, se dirigió a la casa de María para que lo acogiera. Sin embargo, la mujer que salió fue Rode y le abrió la puerta con alegría. Pues en ese tiempo, al apóstol lo encarcelaron por orden de Herodes y la única forma de que dejar ese sitio, fue con la ayuda de los ángeles de Dios.

Asimismo, la oración del pueblo y de la Iglesia sirvió para pedir por la liberación de Pedro. Fueron muchas las personas que se reunieron en la casa de María, en donde, apareció Rode a abrirle la puerta. Según se nos relata, la sirvienta se impresionó al verlo y quedó aturdida de gozo al escuchar su voz. De esta forma, se acercó a los demás a repartir las buenas nuevas.

Vida de Rode

A simple vista, podría parecer que Rode fue un personaje bíblico poco relevante. Pese a ello, se destacó como una mujer noble que quedó plasmada en las sagradas escrituras. Se sabe que la llevaron a una corta edad a trabajar en la casa de la madre de Juan Marcos. Quien, se encargó de darle vida al evangelio, relatando la obra y gracia de Jesús.

Rode fue una sirvienta que se instaló en un país ajeno al suyo, pero que supo adaptarse a sus nuevas condiciones de vida. Asimismo, se tiene registro de que fue una fiel creyente en la palabra del Señor. Es por ello, que no dudó en repartir su mensaje con los miembros de la comunidad.

Rode y la fe cristiana

Cuando se llevó a cabo la persecución de los creyentes de Cristo en Jerusalén, el pueblo vivió tiempos difíciles. A Jacobo lo mataron y encarcelaron al apóstol Pedro. En la casa de María, en donde estaba Rode, siempre se celebraron reuniones para adorar a Dios y pedirle por la liberación de los prisioneros.

Pese a que era más de la medianoche, Rode escuchó que llamaban a la puerta y les comunicó a los demás que era Pedro. Su fe la hizo creer que no se trataba de los soldados, sino del apóstol que formó parte importante del ministerio de Cristo.

Subir