Rostro significado bíblico

rostro de asaf

Definición. El significado bíblico de rostro en el antiguo hebreo 'panim' o 'paneh'. En casos aparte también se utiliza la palabra 'ayin' que significa en el español 'ojo', esto dando a entender lo que se encuentra delante de nuestra cara. En la gran mayoría de pasajes bíblicos usan la palabra 'faz' que sirve para referir el término antes mencionado 'paneh' de una forma más corta y funcional. Esta además de significar rostro o cara, también se puede interpretar 'superficie de la tierra'.

El habla y forma de dialecto de ambos vocablos hebreos dan entendimiento a esta palabra en plural, ya que dichos creen que el rostro humano y de diversas especies se compone de diferentes partes y formas. Viendo el punto de vista espiritual, dicha palabra no es empleada solo para referir algo físico, sino también, a las actitudes y sentimientos internos de una persona.

Se tiene la creencia de que el estado y aspecto de una cara detalla más de una persona a nivel sentimental e inclusive en cargas enérgicas. Este tipo de metáforas y analogías era muy normal y común en poblados hebreos cercanos a la época de cristo, tanto antes como después de su muerte.

Rostro en la tradición hebraica

Según la tradición, el rostro se trata de lo más propio de las personas, expresa que no se trata solo de la exposición, la mirada, la voz, la escucha o inclusive la expresión gestual única. Aseguran que una cara se trata de la patencia de esta realidad. En el antiguo testamento la palabra en hebreo aparece más de 2100 veces, y daban alusión al rostro del señor, sobre todo su pueblo, y de cada uno de sus fieles.

El sentirse escuchado y entendido por alguien con el que pudieras interactuar de manera directa daba identidad. Por ellos nos causa un conflicto enorme, no saber cómo es el rostro de nuestro creador o tan siquiera como es su voz.

Otros significados de rostro

Aunque para muchos sea algo desconocido, la palabra rostro no da referencia solo a una parte del cuerpo humano. Existen otras cosas de carácter resaltantes que se nombran de esta manera. Por ejemplo, rostro también se le llama al pico de una especie de ave y la estructura anatómica de un artrópodo que resulta semejante a dichos picos. En la anatomía humana se le llama rostro a la extensión de nuestra cara que de manera curiosa presenta figura de pico.

Subir