Prepucio significado bíblico

prepucio circuncision

Definición. El significado bíblico de prepucio proviene del vocablo hebreo 'orlah' de la raíz 'arel' que quiere decir 'desnudar, desplegar, exponer'. En el órgano sexual masculino se caracteriza por ser delgado, móvil, elástico y se lubrica a sí mismo.

Funciona como membrana que recubre el glande, la parte superior del pene, consta de un músculo cutáneo que protege dicha extremidad. En las mujeres es el pliegue de piel que se sitúa sobre el clítoris, forma parte de los labios menores de la vulva.

En culturas orientales se consideraba a este pliegue poco higiénico y era usual que los varones lo mutilaran de su miembro. A esta práctica se le llamaba circuncisión del prepucio, consistía en removerlo por medio de un corte quirúrgico. La amputación se convirtió en símbolo religioso de distintas doctrinas que lo tomaban como señal de pacto.

La circuncisión del prepucio en la Biblia

El rito de extirpar el prepucio se hizo necesario para todos los hombres sucesores de Abraham que reafirmaban su alianza con Dios. En la ley mosaica se reiteró el mandato, entonces, los judíos mantuvieron esta tradición con sus descendencias. En el libro 'Hechos' Pablo circuncida a Timoteo para que lo apoyara como misionero al acercarse a los judíos que no se habían convertido.

Dios no le pidió que lo hiciera, sino que él lo hizo por voluntad propia con la intención de llegar a más hebreos. Pablo menciona en ‘Gálatas’ que quitarse el prepucio no es necesario para la santificación del Señor, tampoco asegura la salvación. La fe en Cristo no recae en la mutilación de la carne, sino en la disección de los pecados y rencores de nuestra alma.

¿Qué dice el Nuevo Testamento?

En los tiempos modernos, los cristianos no se obligan a circuncidarse, los textos bíblicos proclaman la expiación de las faltas por medio de la esperanza. La promesa de la vida eterna se manifestó de forma física cuando Jesús se crucificó y luego resucitó de entre los muertos. Esto no se logrará mediante algún ritual externo, no sin la purificación de los corazones, el cuerpo debe ser guardado como templo sagrado.

El mensaje de la palabra de Jehová es claro, sin embargo, en la antigüedad se pudo haber interpretado mal. Gracias al proceso de las traducciones suele darse lugar a la confusión de ideas en las metáforas. El pueblo de Israel se eligió sin distinción corpórea, a los fieles se les juzga por la plenitud del Espíritu Santo en su alma.

Subir