Nod significado bíblico

nod

Definición. El significado bíblico de Nod, es zona que se ubicó al este del Edén. Se le asocia de manera directa con la huida de Caín ante la ira de Dios. Desde allí, conoció a su esposa y comenzó a edificar una ciudad en donde tuvo a todo su linaje.

Por su parte, el nombre Nod proveniente del hebreo, hace referencia a una fuga o exilio, al caminar errante del hombre. Lo cual, se relaciona con el acto impuro que ejerció Caín al asesinar a su hermano Abel, y cometer pecado ante los ojos del Padre Celestial.

Asimismo, a Nod se le considera como una región en la cual la existencia nómada era bastante común en los tiempos antiguos. De hecho, este suceso sigue vigente en la actualidad, en diversas regiones del Medio Oriente.

La tierra de Nod en la Biblia

Es importante mencionar que la palabra Nod aparece una única vez en las sagradas escrituras, sobre todo, en el Antiguo Testamento. En el libro del Génesis, los autores nos indican que el Señor estaba muy molesto, pues Caín tomó la decisión de matar a su hermano porque sentía envidia de la relación tan cercana que tenía con el Altísimo.

Es por ello, que Abel realizaba todo tipo de ofrendas con la intención de agradar al Padre y esto desató la furia de Caín. Así pues, en la Biblia este hecho se registra como el primer asesinato que se realiza en contra de un ser humano. Luego del suceso, Dios lo mandó al exilio a la tierra de Nob, para que vagara errante.

Cabe destacar, que hasta la fecha no se conoce la ubicación exacta de Nod. Lo único que sabemos es que está al este del Edén. Lo que nos indica, que Caín se alejó incluso más que Adán y Eva cuando cometieron pecado y no obedecieron las palabras de Dios.

Aunado a ello, algunos relatos sugieren que Caín decidió vivir separado de la presencia del Señor. Por lo tanto, la sociedad que fundó se caracterizó por ser impura. Dentro de ella, sobresalen algunos personajes como Enoc, Metusael, Zila, Jabal, entre otros que aparecen numerosas veces en los pasajes bíblicos.

Ir a la tierra de Nod

Esta es una frase de uso común en nuestros días que se refiere a quedarse dormido por un largo periodo de tiempo, moviendo la cabeza de vez en cuando. Suele emplearse más que todo en cuentos infantiles y canciones de cuna. Se le describe como a la tierra de los sueños.

Subir