Nefilim significado bíblico

nefilim

Definición. El significado bíblico de Nefilim es derribadores o los que hacen caer a otros. Estos seres eran personas de gran tamaño, fuerza y con tendencia a una actitud violenta. Al parecer, en ellos y sus padres, se inspiró las historias de la mitología griega, debido a sus sobresalientes habilidades.

¿Cuál es la confusión que se tiene sobre la identidad de los Nefilim?

Hay comentaristas bíblicos afirman que eran ángeles caídos, quienes pecaron con las mujeres de época. Otros, tienen la tesis que a ellos se los engendró seres celestiales y después fueron a parar a la tierra. En cambio, algunos opinan que no eran ni ángeles, ni hijos de ellos, sino que se trataba de hombres normales con una inclinación malvada como la de Caín.

Algunos especialistas han dado una explicación más lógica tras analizar el contexto de los pasajes que hablan de los Nefilim. Estos han llegado a la conclusión de que no eran ángeles caídos, sino la prole híbrida que resultó de las relaciones entre los hijos del Dios verdadero y las hijas de los hombres. Por eso, tenían poderes sobrenaturales y a la vez eran mortales.

La base de este argumento, es que menciona el capítulo 6 del libro de Génesis. Allí se indica que antes del diluvio los ángeles habían tomado para sí esposas entre las atractivas mujeres que vivían en ese tiempo. Después se menciona que ellas les dieron a luz hijos, que se destacaron por ser poderosos y famosos. Es cuando se habla de los Nefilim en las santas escrituras.

¿Qué efecto tuvo la convivencia de los humanos con los Nefilim?

Aunque en la Biblia se indica que fueron famosos, no lo eran en el buen sentido, puesto que no hacían lo que le agradaba a Jehová. Estos se caracterizaban por ser tiranos, violentos, intimidadores y aumentaron la malicia en ese momento. Como eran una raza híbrida, no tuvieron hijos. Así que cuando Dios vio la maldad que había en la tierra, destruyó a todos los inicuos con el diluvio. Con eso, exterminó a los Nefilim por completo.

Mucho tiempo después, cuando Moisés envió a los doce espías a inspeccionar la tierra prometida, diez de ellos dieron un informa negativo. Indicaron que los hombres que vivían allí tenían un tamaño extraordinario y se compararon a pequeños saltamontes delante de ellos. Por eso, estos llamaron a los hijos de Anac como los Nefilim. Su propósito era explicar que no podrían derrotarlos.

Subir