Jericó significado bíblico

muros jerico

Definición. El significado bíblico de Jericó es el nombre con el que se conoce a una de las mayores ciudades de la antigüedad. También se llamó como pueblo de la luna o de las palmeras.

Muros de Jericó

Se piensa que Jericó puede ser una de los asentamientos más antiguos del mundo. Esta tuvo 3 movimientos a lo largo de la historia para ubicar mejor las defensas. Entonces se edificó de manera estratégica en los vados del Jordán.

Pues, esto le da paso a la ruta comercial antigua, además de que controla el acceso a la región de las montañas Palestinas. Así pues, en la búsqueda de Canaán por parte de la población Israelita tenían que cruzar Jericó.

Aparición de Jericó en las sagradas escrituras

El término Jericó en la Biblia se menciona por primera vez, fue cuando Moisés explica que las murallas eran muy fuertes. Por lo que la única manera de conseguir pasar era si tomaban todo el lugar.

De este modo, Josué envió dos espías con el fin de poder buscar puntos débiles. Luego, el ejército comenzó a dar una vuelta por día durante 6 noches consecutivas a las grandes paredes. Al séptimo, el batallón gritó en clamor, mientras que los sacerdotes tocaron sus bocinas.

Así que, las murallas se derrumbaron por obra del creador y los judíos pasaron a las calles. Ganando en Jericó quemándola y destruyéndola, al final, se le dedicó la victoria al rey de los cielos. Solo sobrevivió una familia, la de Rajab, mujer que ayudó a los informantes a ocultarse de los guardias.

Después de ganar, Josué maldijo a la persona que pretendiera reconstruir a Jericó. Más tarde, Jiel de Betel lo intentó, pero perdió a sus dos hijos durante la construcción.

Cuando Eliseo hizo su ministerio, se encontró allí a un grupo de profetas que le advirtieron que se despojaría de su maestro. Con la llegada de los romanos, las tropas de Herodes saquearon a una Jericó próspera de nuevo.

No obstante, este mismo gobernador la embelleció después, ya que, construyó un palacio y demás cosas. En estos tiempos, esta metrópolis tuvo muchos visitantes, pues estaba en un puesto en el que se congregaba el comercio.

Jesús estuvo en varias ocasiones en el lugar, allí es donde se desarrollaron los sucesos del relato del buen samaritano. También fue en el sitio que pudo sanar a Bartimeo, al igual que curó a dos ciegos de su desgracia.

Subir