Hashem significado bíblico

hashem

Definición. El significado bíblico de Hashem es 'el nombre'. Forma de mencionar a Dios a través de otro término. Su etimología no es muy alejada de su intención original, ya que esta significa 'El nombre', pero claro, no cualquiera. Es también un modo adjunto de llamar al padre, cabe destacar que no es el único existente, hay decenas de muchos otros.

Esta información no es ajena a ninguno de nosotros, si bien en gran mayoría nos limitamos a decir 'Dios' o 'Jehová' hay infinidades de maneras para destacarlo sin recurrir a una falta de respeto. Esto solo si se lleva a cabo el nombramiento sin antes informarnos al respecto de las raíces que la expresión a utilizar contenga en su haber.

¿Por qué usar el término Hashem?

El judaísmo nombra este vocablo bajo la doctrina de 'El único título que se le puede dar a nuestro Dios padre es aquel que no lo nombra'. Dándonos a entender que bajo las ramas del respeto, no somos quiénes para dirigirnos a la Deidad suprema, siquiera, destacando el conformismo, es mucho mejor poner límites y tomar en cuenta las costumbres.

'El tao que puede ser mencionado deja de ser un tao' dicta un viejo dicho, otorgar un nombre como el que tenemos cualquiera de nosotros significa restarle al gran Yo Soy, atributos y créditos. En pocas palabras, no debemos darle a Jehová características físicas extra comunes en un título, por eso Hashem es una buena opción para citarlo.

¿Qué otros nombres recibe Dios?

Cómo ya mencionamos, hay varios más y entre estas están: 'Las cuatro letras' va derivando del tetragrama, este nos dice que uno de los nombres de Dios en hebreo se traduce a nuestro idioma como YHWH. La pronunciación aún no se conoce con exactitud, esto se debe a la fuerte creencia de no llamarle por su nombre; sin embargo, de acá se deriva 'Jehová'.

Adonay aclara 'Mi Padre', 'Amo' y este se rige por la palabra que se le coloca al lado, por ejemplo si se suma 'Tzevaot' esta pasa a ser 'Señor de los ejércitos'. El resto de los nombres van más de la mano con la 2.ª palabra que se agregue más que de la intención principal, estos al final siempre van a arrojar el mismo significado.

Entre otros poco utilizados están: El Roí quiere decir 'Cuida de mí', Shalom es deidad de paz, Shaddai es Todopoderoso, entre muchos otros. Podemos especular que lejos de ser nombres propios, se considera epítetos o caras pertenecientes a un mismo ser, que le otorgan en cada oportunidad un poder o voluntad distintos.

Subir