Fares significado bíblico

fares

Definición. El significado bíblico de Fares es 'brecha', 'división', 'rotura' o 'rompimiento'. Es usado como nombre propio y se origina a partir del libro de Génesis. Este vocablo aparece en ocasiones puntuales en el relato del Antiguo Testamento, pero se destaca más en el N.T. Distintos varones llevan este término como identidad, según lo que se registra en las sagradas escrituras.

¿Cuál es el origen de la palabra Fares?

La acepción de 'brecha' proviene del nacimiento de los gemelos de Judá y Tamar. En Génesis 38:27-29 se registra cuando uno de los bebés sacó su mano al momento de dar a luz. La partera amarró un hilo rojo, pero el neonato dio pasó a su hermano, esto hizo que se creara una rotura. Quien asistía el parto exclamó '¡Mira la brecha que has hecho!', y por ello le dio el nombre de Fares.

Las antiguas exploraciones del primer libro de la Biblia relacionan este término al hebreo 'perets'. Distintos estudiosos de la palabra afirman que de allí proviene el apellido Pérez, aunque hay muchas discordancias respecto a ello.

¿Quién fue Fares según la Biblia?

En la palabra de Dios, este personaje forma parte de la genealogía de Cristo, hijo del Padre. Sin embargo, a lo largo del relato bíblico se encuentran otros datos. Fares fue un hombre gemelo de Zara, tuvo descendencia hasta la población judía de Jerusalén. Según Nehemías 11:6 'El total de los hijos de Fares, que vivían en Jerusalén, era de 468 hombres fuertes'.

En muchas traducciones y versiones en español se cambia el nombre por Peres, aunque sigue tratándose de la misma persona. Por ejemplo, en Rut 4:18 se menciona con este vocablo respecto a Fares y se demuestra que tuvo un hijo llamado Esrón. Luego, la descendencia se sigue desglosando hasta llegar a Jesé, padre de David.

Además, en Números 26:20 aparece otro descendiente: Hamul, y se confirma por medio del censo de Israel. Allí se habla de los hijos de Fares, los cuales se catalogaban como faresitas, sin embargo, luego se dividieron en esronitas y hamulitas. Estas dos últimas tribus formaban parte de los clanes de Judá.

El linaje con el Señor Jesús se confirma en el Nuevo Testamento, de manera exacta en Mateo 1:3. Allí se explican los antepasados de Cristo y se refiere que 'Fares fue padre de Esrón'. En Lucas 3 también se hace mención en el bautismo y se desglosa una lista diferente a la que da Mateo. De hecho, se amplía mucho más hacia la genealogía de Abraham.

Subir