Esposo significado bíblico

esposo

Definición. El significado bíblico de esposo deriva del latín 'maritum' (mas, maris, macho) y según el cual se define a un hombre casado con una mujer. En lenguaje cristiano, el concepto de esposo representa dignidad, una responsabilidad y una función importante de la iglesia. Del verbo latino 'apondere', que significa 'prometer’, hace referencia a cuando la persona realiza el juramento el día de la boda.

Vídeo sobre el significado bíblico de Esposo

Las relaciones estables pasan por muchas etapas. En el momento en que una pareja se casa, se comprometen a convertirse en marido y mujer. Según la Biblia, el esposo se implica sin condiciones amar a su pareja para bien o mal, estableciendo un compromiso de respeto y fidelidad.

¿Cómo ser un buen esposo según la Biblia?

En Efesios 5:23, la sagrada escritura dice que los esposos deben llevar la delantera en la familia. 'El esposo es cabeza de su mujer, así como Cristo es el pilar y Salvador de la iglesia', es decir, su cuerpo. Por tanto, no se debe esperar que Dios considere que alguien es un buen esposo si toma decisiones precipitadas y egoístas.

Según las estipulaciones de la Biblia, para tener un matrimonio feliz, basta con cultivar algunos aspectos de la relación. Un buen connubio debe basarse en el respeto, la confianza y la fidelidad tanto del marido como de la mujer. La Biblia dice que un matrimonio debe ser paciente, consistente, lleno de amor y consideración.

Además, según los pasajes de la sagrada escritura, dicen que una pareja debe perseguir objetivos comunes. Cuando ambos trabajan, se comunican bien y confían el uno en el otro, pueden decidir administrar el dinero juntos. Por tanto, los ingresos de cada persona deben ser gestionados por ambos, puesto que esto hace que administren mejor los gastos de vivir en pareja.

¿Qué dice la Biblia sobre los malos esposos?

Cristo dio su vida por la iglesia, la amó y la cuidó. Es así como los esposos tienen que seguir su ejemplo, para que amen y protejan a sus mujeres de la forma en que cristo manda. Los cónyuges no deben tratarse con arrogancia, más bien, ambos se comprometen a someterse el uno al otro en el simbolismo del enamoramiento.

La Biblia guarda entre sus versículos hermosas menciones al amor conyugal. Dice que este no se deleita en el mal, sino que se complace en la verdad. 'Los esposos se disculpan, confían, esperan y apoyan. El amor nunca falla' 1 Corintios 13, 4-8.

Subir