Colosas significado bíblico

colosas

Definición. El significado bíblico de Colosas es 'colosal'. Esta era una ciudad que se localizaba al suroeste de Asia Menor. Para la época del apóstol Pablo, la misma se hallaba en una provincia romana. Sin embargo, formaba parte de la anterior Frigia. Hoy en día se encuentra y se localiza en la sección superior del valle Lico, a unos 18 km al sureste de Laodicea.

Datos geográficos de Colosas

El río Lico pasaba por una rivera, la cual era bastante angosta en donde se ubicaba esta ciudad. Sin embargo, se iba haciendo más ancha a medida que se avanzaba al noroeste. En el mismo había un camino que iba desde Éfeso hasta el mar Égeo, y a partir de allí redireccionaba al Éufrates. Entonces también se podía tomar otro camino hacia Sardis y Pérgamo.

Colosas ciudad era bastante importante por encontrarse en esta ruta, que era una de las principales para la época. Sin embargo, como durante la era romana, se hicieron modificaciones en las comunicaciones terrestres. Por ello, Laodicea y Hierápolis llegaron a ser más valiosos.

Es interesante decir que, pese a estar cerca de un río relevante y en un valle, Colosas colindaba con una región desértica. Allí se cuidaban ovejas. Y más o menos a unos 5 km hacia el sur había un monte que se llamaba Cadmos, de alrededor de 2750 metros de alto. Es desde esa elevación que se producían nieves, las cuales daban sustento a las corrientes que bajaban a la ciudad.

Colosas en la época cristiana

En el Pentecostés del año 33 se encontraban frigios en Jerusalén para la fiesta; es posible que algunos fueran colosenses. Es muy probable que la congregación de la región llegara a ser fruto de la obra de Épafras. Según dijo el apóstol Pablo, él era un representante que enseñaba con fidelidad a los cristianos de este lugar.

También es interesante decir que él nunca fue a la congregación de Colosas. Sin embargo, sí que conocía a algunos hermanos de allí. Por ejemplo, en la carta que les escribió nombró a Onésimo, Arquipo y Filemón.

Cultura colosense

En este sentido se pueden mencionar varias cosas. Por ejemplo, en la zona había tanto griegos como judíos, además de los propios frigios. Cada uno de ellos abogaba por un aspecto diferente de la vida: la filosofía, la ley de Moisés o hasta el fanatismo espiritista. En su carta, el apóstol Pablo habló de cada uno de esos aspectos.

Subir