Cayado significado bíblico

cayado

Definición. El significado bíblico de  cayado proceden de un vocablo hebreo: sché·vet y mat·téh, que se traduce en bastón, palo o vara. Siendo estos, instrumentos que sirven de apoyo. También alude a la cachava que emplea el cuidador de ovejas.

Utilidad del cayado en tiempos bíblicos

Además de servir de apoyo al caminar, tenía otros usos. Se empleaba como una herramienta de protección contra los delincuentes y quienes amenazaban la integridad de la persona. En la antigüedad era común que los pudientes tuvieran esclavos bajo su cargo. Y si estos se rebelaban, el amo podía usar el bastón para castigarlo.

De igual manera, en las escrituras se destaca a la vara como una herramienta de disciplina de los hijos, no a modo de infligir maltrato, sino con la utilización apropiada. También, muchos tomaban la vara para golpear el ajenuz y el comino al preparar comestibles.

Podía ser empleado al sacudir un árbol frutal, como el de uvas, durante las cosechas. Por otro lado, los cuidadores de ganado se valían de ese objeto en la guía y control de la manada. Asimismo, para elegir al rebaño como ofrenda para Dios, se marcaba con la vara o cayado, al tocarlo.

Alegorías del término cayado

El Cayado era un objeto de carácter personal y de gran valor para quienes lo utilizaban. Muchos tenían marca personal, así que se podía saber a quién pertenecía. Como el caso de Judá, que se menciona en las escrituras. Este le dio su bastón a Tamar en señal de garantía. Los jefes poseían una vara y esto denotaba la posición de autoridad que ocupaban.

Moisés, como escogido de Dios, le dio poder para presentarse frente a Israel y al rey de Egipto. Aunque su vara la tenía Aarón por ser su vocero, era de Moisés. La comisión que se le había encargado, requería que él tuviera cierta autoridad. Este le dio uso en varias ocasiones y dichas acciones demostraban el respaldo de Dios.

En otros pasajes de la Biblia se atribuye a la expresión Cayado o vara, al poder y autoridad que Jehová otorgó a su hijo, Jesucristo, para llevar a cabo juicios. En este caso, no empleará un bastón, como lo hacen los pastores, sino, su vara de hierro, para aplicar justicia.

Otra de los símbolos que recibe la frase, se refiere al gobierno opresivo que han ejercido muchos gobernantes humanos. Utilizan la vara de manera inapropiada al maltratar al pueblo.

Subir