Cades-Barnea significado bíblico

cades barnea

Definición. El significado bíblico de Cades-Barnea, es lugar que se ubica en la península del Sinaí, camino de Edom.

A su vez, Cades-Barnea es un sitio reconocido más que todo por sus aguas abundantes que calmaban la sed de los viajeros que transitaban por las regiones desiertas. También, se dice que está a 80 km al sudoeste de una localidad llamada Beerseba.

Si bien la palabra Cades-Barnea no es tan popular como Nazaret o Ebenezar, tiene buen protagonismo dentro de las sagradas escrituras. Aparece numerosas veces en el Antiguo Testamento y desde allí se suscitaron cosas importantes que quedaron registradas hasta nuestros días.

En ocasiones, se confunde a Cades-Barnea con otra fuente más grande cuyo nombre es Ain el-Quedeirat y que dista unos 6 km. En ambos lugares, los israelitas se acercaron a beber sus aguas lideradas por Moisés en las congregaciones destinadas al Señor.

Por su parte, el arroyo que fluye en Cades-Barnea es más abundante durante las épocas de lluvia. Además, el lugar se caracteriza por ser fructífero para las personas que por algún motivo debían dar largas caminatas por el desierto.

Eventos importantes en Cades-Barnea

En la Biblia, tenemos diversos acontecimientos en los que figura Cades-Barnea. Uno de los más relevantes, es el destino en el cual Moisés decidió enviar a los hombres para que reconocieran a Canaán, en su función de espías. Desde allí, le contaron la información que recopilaron y que los condenó a vagar 40 años por el desierto.

Asimismo, el agua de Cades-Barnea y su locación sirvió como campamento base al pueblo de Israel en el castigo de su exilio por el desierto. En tanto que, una de las que estaba con ellos y que se llamaba María, murió y sus restos se sepultaron en ese lugar.

Cades-Barnea fue el sitio en el cual se reveló la aldea ante Dios porque no tenían alimentos y no encontraban líquidos que beber. Por eso, el Padre Celestial les dijo a Aarón y a Moisés que golpearan una roca de la cual salió agua. Cuando la nación presenció el milagro, recuperó su fe.

Enseñanzas de Cades-Barnea

Si tomamos el ejemplo de lo que el pueblo de Israel hizo en Cades-Barnea, podemos darnos cuenta de que no debemos dudar de la palabra de Dios. Pues, estas personas en vez de recibir el triunfo por su fe, consiguieron la derrota de sus generaciones al no creer en la voluntad del Padre.

Subir