Araña significado bíblico

arana

Definición. El significado bíblico de araña es insecto del grupo de los arácnidos, nombrado en los Textos Sagrados por sus telas, como alegorías de una pizca de vano y sin valor. En hebreo se le conoce por 'akkâbîsh'. Con las uñas de sus extremidades de este arácnido va entretejiendo su tela, la cual es una red para apresar insectos, su alimento. La araña es numerosísima en Israel. La debilidad de la telaraña del arácnido se emplea como signo de inseguridad.

Según la categorización de la ciencia, la araña, que posee una cantidad de 8 patas y escasea de alas, no es un insecto, sino un arácnido. La totalidad de las tejedoras que entrelazan telas son de seda para atrapar a su presa. Con frecuencia, poseen 3 semejantes filas o miembros de hilar en el extremo subsecuente del abdomen, vinculados con los ganglios sericígenos por medio de muchos túbulos minúsculos.

La telaraña puede diferir según el tipo de arácnido que la construye, exhibe una encantadora colocación simétrica y un diseño preciso complejo. En la fibra de seda de la telaraña se encuentran a momentos equidistantes gotas de un elemento pegajoso procedente del mismo arácnido.

Lecciones que nos ofrece la araña

Que el combate trate de tu futuro. No apruebes que el adversario se apodere de tus crías, como lo hacen los arácnidos; no permitas que te quite tu gran potencial. No soportes que te arranque tu destino. En cuanto aquellos que no tenían una voluntad débil, las rodillas flojas y una fe pobre vieron a los gigantes en la Tierra Prometida, quisieron volver a Egipto. Pero Caleb era diferente. Manifestó: 'no… Temáis a la población de este territorio, pues ustedes lo consumirán como pan'.

Los arácnidos nos enseñan a superar las dificultades. Los retos dan la posibilidad de extraer más lecciones de nuestra amiga de 8 patas. Las tapaderas, son especialistas en fabricar refugios. Debilitan la tierra y con las uñas y mandíbulas sacan el suelo. Montan los muros con barro y lo refuerzan con su tela de seda.

Los arácnidos de mar nos brindan enseñanzas de supervivencia bastante admirables. Viven dentro del agua de forma permanente. Suben hasta la superficie y se enganchan en posición inversa, colocando el extremo distal de su panza en acercamiento con el aire. Por medio de una agitación súbita de la barriga y de las patas traseras, el arácnido agarra una burbuja de oxígeno en su lugar ventral.

Subir