Amitai significado bíblico

amitai

Definición. El significado bíblico de Amitai, es padre del profeta Jonás. Era procedente de Gat-héfer, en las inmediaciones del territorio que se conocía de Zabulón. Por su parte, la raíz viene del hebreo Amittay que se traduce en veraz o verdadero.

Vídeo sobre el significado bíblico de Amitai

https://www.youtube.com/watch?v=2o-AK18J5uo

La palabra Amitai se empleó más que todo como un nombre bíblico del Antiguo Testamento que se relacionaba con la fidelidad y la veracidad del Creador. Los hombres que lo llevaban, se caracterizaban por ser buenos ante los ojos de Dios y leales a su fe.

Amitai y Jonás

Quizá el acto más sobresaliente por el que se le reconoce a Amitai, es porque engendró a Jonás. Quien, fue un gran profeta y que acudió a la ciudad de Nínive bajo el mandato del Padre. Pues, la gente que allí vivía, era inicua y se les condenaría por sus pecados.

Sin embargo, Dios decidió enviar al hijo de Amitai para que proclamara su mensaje de juicio entre los hombres. Tal relato aparece en el Antiguo Testamento y nos indica que los habitantes de la ciudad pagana tenían que arrepentirse de sus pecados.

Pese a que la misión que Jehová le encomendó a Jonás tuvo éxito, en un inicio el descendiente de Amitai no estaba dispuesto a hacerlo. Dado que, vio que en Nínive las personas se encontraban muy alejadas de sus estatutos y cometían actos atroces.

Por esta razón, Jonás decidió que partiría a otra ciudad. Aconteció una tormenta inesperada y los tripulantes del barco en el que se encontraba lo arrojaron al mar porque así se los ordenó por la culpa que sentía. Luego, un gran pez se tragó al hijo de Amitai y cuando se arrepintió de su desobediencia, lo vomitó en tierra firme.

Enseñanzas de Amitai a Jonás

A pesar de que Jonás actuó mal al no querer predicar al pueblo de Nínive, su padre le instauró grandes valores morales. Es por ello, que luego de lo que aconteció, oró al Señor para que le perdonase por su desobediencia. Se arrepintió y dijo que esa vez haría lo correcto.

De esta forma, Dios tuvo misericordia y le dio la oportunidad a Jonás de rectificar sus acciones. Fue aquí cuando el pez lo arrojó y pudo lograr que el rey y el pueblo de Nínive se arrepintieran. Por lo que, aprendió una lección de su padre Amitai y del Altísimo al conseguir un espíritu más noble que le haría sentir genuina alegría por la salvación de sus hermanos.

Subir