Alfa significado bíblico

alfa

Definición. El significado bíblico de alfa, es primera letra del alfabeto griego. Representa una serie de sonidos que le dan contexto a diversos tipos de idiomas en el mundo. Como su contraparte, se encuentra el omega, que se caracteriza por aparecer al final del alfabeto gr.

El término alfa se emplea más que todo para designar un significado completo que se relaciona con el Padre Celestial de manera estrecha. Es por ello, que en las sagradas escrituras se nos dice que Dios es el principio y el fin.

Puesto que, la posición de la primera y la última letra del alfabeto griego representa la omnisciencia y el Poder del Señor. Así como, su pasado, presente, futuro e infinito que seguirá siendo hasta la eternidad.

Jesús y el Alfa

La Biblia nos indica que el término alfa no solo se refiere al Creador del Universo, sino que también, integra a su único Hijo. Es por eso, que hace mención de Jesús y en el contexto de varios versículos, se habla de él como quien falleció y volvió a vivir.

Por lo tanto, el Alfa también se manifiesta en Cristo porque Dios nunca murió, más su hijo sí resucitó de los infiernos, como lo vemos en Hechos 3:14-15 'Más vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese por un homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios decidió resucitar de entre los muertos, de lo cual nosotros somos los más fieles testigos.'

Asimismo, Jesús como alfa y omega significa que fue el último en resucitar por la mano de Dios. En este sentido, aparece en el Nuevo Testamento en las revelaciones del Apocalipsis. Como esa figura salvadora y redentora. En conjunto con el Padre Todopoderoso que existió en el pasado infinito y seguirá siendo hasta siempre.

El Alfa y las revelaciones

En los textos citados en el Apocalipsis, muchas veces se menciona el Alfa sin saber a ciencia cierta si se habla del Padre o el Hijo. Lo que sí afirman los estudiosos del tema, es que esta Persona les advierte a los hombres que se juzgarán por sus actos en la tierra.

Razón por la cual, aquellos que cumplan los mandamientos del Señor, son los que reinarán en el esplendor del cielo. Dios dice que benditos serán los que guarden su palabra de vida porque tendrán las puertas abiertas. A diferencia de, los fornicadores, mentirosos, homicidas o idólatras de falsas deidades.

Subir