Admá significado bíblico

adma

Definición. El significado bíblico de Admá es suelo. Otros comentaristas mencionan que ese término se define como el color de la tierra de un lugar. Además, este territorio fue una de las cinco ciudades que se encontraba ubicadas en la llanura baja de Sidim. Al mismo tiempo que estaba cerca de la tierra de Canaán.

¿Qué paso con la ciudad de Admá?

Los pobladores de la localidad de Admá vivían una vida desenfrenada. Dada a los vicios, haciendo sacrificios a ídolos falsos. Todo esto, entristecía a los siervos de buen corazón. Que observaban estas cosas. Por eso el todopoderoso, se propuso a poner fin a tanta inmoralidad. Y salvar aquellos de sentimientos sinceros.

Estaba gobernada por el rey Sinab. Esté busco apoyo en pueblos vecinos, entre ellos el rey de Sodoma, Gomorra y Zeboyin. Para rebelarse contra kedorlaomer. El combate se llevó a cabo en un sitio donde había pozos de alquitrán. Algunos cayeron dentro de ellos y los demás, huyeron a la región montañosa. Los vencedores se quedaron con todos sus bienes y alimentos.

Con el tiempo Admá fue destruida con azufre, sal y fuego. Y se profetizó que no se sembraría nada, brotaría, ni nacería ninguna planta. Todo ocurre debido a que sus habitantes no se arrepintieron de sus actos malvados. En la actualidad, no se sabe la ubicación exacta de dicho punto. Algunos opinan que están debajo de las aguas del mar muerto.

Zohar era una población cercana a Admá. Esta no fue destruida. En ella se refugiaba un siervo de Jehová, el fiel Lot. Pero debido al comportamiento de sus habitantes, quienes llevaban una vida inmoral y adoraban dioses falsos. Él temió que fuera arruinada por su mal proceder, así que salió hacia otro destino.

¿Qué ejemplo amonestador da este relato?

Que Jehová no tolera la maldad. Él está al tanto del sufrimiento del ser humano. Y en su debido momento, así como hizo con Admá acabara con toda la maldad. Hoy en día, la mayoría de las personas centran su vida en los placeres. Entre los que están beber y comer en exceso, dejando en un segundo plano lo espiritual.

Se puede confiar que él actuara con rectitud. Tal como se hizo en el pasado. Las noticias que la ciudad de Admá, fue destruida, sorprendió a muchos. Lo mismo, se espera para el futuro. Donde se escucharan buenas noticias en todo el planeta tierra, y se podrá ser feliz por la eternidad.

Subir