Valores significado bíblico

valores

Definición. El significado bíblico de valores es sobre las cualidades que poseen las personas para aplicar en  su propia vida o en la de otros. Este concepto se relaciona de manera muy estrecha con la moral cristiana, la cual, considera las intenciones, omisiones y deseos. Los valores definen el estilo de vida de alguien, además de darle sentido.

En las sagradas escrituras no se hace referencia a este término de forma explícita, sino que, se definen bajo varios conceptos. Por ejemplo, obrar bien, ser obediente a las leyes de Dios y amar al prójimo son dones de la fe cristiana. En Romanos 12:2 se afirma: 'No hay que conformarse con los valores del siglo, sino transformarlos para acertar lo mejor que Dios quiere de ustedes'.

Los valores de Cristo

Jesús enseña varias virtudes: la verdad, que nos hará libres; el amor, que nos unirá como hermanos, y la justicia, la cual nos hará solidarios. En otras percepciones se menciona la libertad, que nos permitirá ser hijos del Señor. El mensaje de Cristo no solo trasciende en lo espiritual, también se toma en cuenta lo humano. La ética, la moral y otras cualidades son valores terrenales que considera el Mesías.

El hijo de Dios tuvo en su primera venida la certeza de que su mensaje debía llegar a todos los hombres. Por eso toma en consideración muchos aspectos como el comportamiento en sociedad o los materiales que rodean al humano. Sin embargo, también es importante tener en cuenta los valores espirituales como la fe, la esperanza y el amor. Estas virtudes son teológicas que basan nuestra vida en el Señor todopoderoso.

¿Cuáles son los valores de la iglesia?

Entre tantas responsabilidades que tiene la casa de Dios está el mostrar la fe y la religiosidad cristiana. Dicha enseñanza realza varios valores para el desarrollo de la persona en sociedad. La iglesia ayuda a inculcar ciertos principios como el respeto, la disciplina y la obediencia. El trabajo y la constancia son otras virtudes que destacan en la formación cristiana para una vida armoniosa.

El papel de la iglesia es fundamental en la sociedad. Su labor inculca las bases de comunión entre los creyentes e incluso los que no profesan la fe de Cristo. Los valores enseñados bajo la palabra de Dios han permitido el avance y desarrollo de nuestra sociedad actual.

Subir