Sesai significado bíblico

sesai

Definición. El significado bíblico de Sesai, es el nombre de uno de los primeros gigantes que representaba el legalismo de los fariseos. La traducción del término quiere decir blancuzco o blanquizco.

Por su parte, Sesai también nos indica al hijo de Anac. Un hombre que aparece numerosas veces en los textos de los egipcios y cuyo linaje procedió de la costa de los anaceos. Se sabe que formaba parte de los gigantes, a quienes temían los espías en gran medida. Sobre todo, cuando se dio la destrucción de la mano de Judá.

Sesai tenía dos hermanos que se llamaban Ahimán y Talmai. Ambos pertenecían a la raza de los gigantes y acamparon en Hebrón. Sin embargo, Moisés edificó un plan para sacarlos de su sitio de residencia. Puesto que, este era un pueblo numeroso y la misión consistió en que Caleb los echara.

Sesai y los primeros gigantes

Los hijos de Anac llegaron a Hebrón siete años antes de que se edificara Zoán en el vasto Egipto. Ahimán fue uno de estos personajes que tanto se menciona en la Biblia, así como, Talmai. Una vez que subieron al Neguev, Caleb decidió herirlos y echarlos porque fue lo que se planificó bajo la guía del Señor.

Puesto que, Dios haría entrar en la tierra prometida solo a quienes tenían alianzas con Él. En el pueblo Hebrón en donde vivía Sesai, existía una unidad pero que no era buena ante los ojos del Señor. Ya que, era corrupta y a sus habitantes se les consideraba como escribas y fariseos. No es un secreto que al Padre no le agradan los hipócritas que por dentro se plagan de inmundicia en su alma.

Además, Jesucristo también nos enseñó que los líderes religiosos falsos como Sesai, no heredarían el Reino de los Cielos porque aparentaban una mala santidad. Sin embargo, se caracterizaban por ser hombres corruptos, ambiciosos y que era contrario a lo que representaba el cristianismo. Razón por la cual, se les condenó porque su limpieza exterior no era verdadera.

Simbolismo de Sesai en la Biblia

Teniendo en cuenta que Sesai no representó nada grato ante Dios, se le concedió un sentido figurado y una connotación negativa. En donde, se nos indica la forma en la que no debemos vivir nuestra vida en el cristianismo.

Así como los israelitas conquistaron la Tierra que el Señor les prometió, es posible sentarnos a la derecha del Padre si vivimos en la abundancia espiritual. Alcanzar la vida eterna solo será válido si no tomamos el ejemplo de Sesai y actuamos como el pueblo de Israel.

Subir