Prodigios significado bíblico

prodigios personas

Definición. El significado bíblico de prodigios es el de cosa especial, incluso también hace alusión a los milagros. Esto es algo que provoca una sorpresa al que observa. En hebreo este término se determina como 'pele', y se usaba para llamar la atención, por lo extraño que es. Sin embargo, hay muchas veces que se confunde con un milagro, aunque, no lo es, no obstante, si es cercano a ello.

Una señal para el entendimiento, de este concepto, es el de apelar a la maravilla de lo sobrenatural. Se puede manifestar como operaciones que se ven desde un punto de vista divino. Muchos fenómenos naturales también se consignan como prodigios, y algunas veces se buscan explicaciones por medio de la magia. Hay distintos fenómenos que se consideran 'mágicos' y estos son:

·Terremotos.

· Meteoritos.

· Eclipses.

· Relámpagos.

·Rayos.

Etimología de prodigios

Esta proviene del término latín prodigium y tiene, por explicación, la de 'signo profético'. Y hace referencia hacia lo que es algo seguro que va a ocurrir, en la antigüedad esto hacía alusión a lo monstruoso. Por normalidad, esta palabra era usada cuando se hablaba de algo que iba a suceder en un futuro, o hacia delante. Además, casi siempre sirve para calificar una persona u objeto, incluso hoy en día se emplea.

Señales y prodigio

Jesucristo se consideraba un prodigio, y es por eso que ante todas esas señales se les denominaba 'dunameis'. Mateo, Marcos y Lucas describían cualquier situación milagrosa que hacia Jesucristo.

Hay que saber que una señal, ayuda a que tengamos una cosa en cuenta. De los discípulos que más veía como algo prodigioso a Jesús, era Juan. Este vio y respeto las señales que demostraba Jesús sobre su poder. Además, que considero a buscar la realidad espiritual que los acompañaba. Para comprender las alertas que daba Jesús de su prodigio, las vamos a nombrar:

· Transformar el agua en vino.

· Resucitar entre los muertos.

· Dar la vista a los ciegos.

· Permitir darle comida a toda una multitud.

· Curar al enfermo.

· Pasar por encima del agua.

Más que un signo de prodigio, también deben ser considerados un milagro. Aunque hay que saber que estas señales eran vistas como unas ‘alertas’ que alteraban la normalidad. El prodigioso es más y nada menos que Jesús, pero también podemos encontrar distintos prodigios en la vida diaria.

Subir