Jaquim significado bíblico

jaquim

Definición. El significado bíblico de Jaquim es 'Jah ha levantado'. Este nombre es una versión abreviada del vocablo Jeqamías, o Jecamías. En las Santas Escrituras, dicho término se refiere a dos personajes: Un descendiente de Benjamín, y un sacerdote levita. Además, es interesante destacar que estas dos personas vivieron luego de que terminara el exilio en Babilonia.

Jaquim el benjamita

Lo primero que hay que decir es que, al menos respecto a este personaje, no hay mucha información. De hecho, salvo su nombre, su familia y su posición, en la Biblia no se dice nada respecto a él. Por ejemplo, se sabe que fue descendiente de Benjamín por parte de Husim. Desde ella hasta Jaquim hay más de 5 generaciones, así que nació en un momento no tan agitado en la historia bíblica.

Ahora bien, algo que sí se puede decir con respecto a este personaje, es que sus ascendentes llevaron a cabo grandes hazañas. Por ejemplo, Sémed, el nieto de Husim, construyó dos ciudades (Onó y Lod) y algunos pueblos dependientes de ella. Además, Berías y Sema, expulsaron a los habitantes de la ciudad filistea de Gat.

Otra cosa que también puede ser relevante es que a Jaquim se le coloca en una posición especial. A él se le incluye como relacionado con los jefes de las casas paternas que había en Jerusalén. Teniendo esto en mente, se puede decir que era una persona respetada. Sin embargo, lo anterior no es más que especulación responsable, y se sostiene que la Biblia casi no dice nada de él.

Jaquim el sacerdote levita

El otro personaje con este nombre fue un descendiente de Leví, y que también sirvió en el sacerdocio. Él vivió durante el reinado de David, justo en un momento en el que se estaban seleccionando algunas divisiones de sacerdotes para el templo. Estas servirían con el fin de atender diferentes aspectos de la adoración que se llevarían a cabo allí.

En ese momento de la historia se seleccionó a su casa paterna para ser una de esas divisiones sacerdotales. En concreto, fue la duodécima. Fue elegida mediante el proceso de echar suertes. En las Santas Escrituras, tal método se describe de diferentes formas en varios momentos, así que es difícil saber con exactitud cuál se usó en este caso.

Teniendo en mente esto, también se puede concluir que Jaquim era una persona que estaba entregada a la adoración a Dios. Sin embargo, igual que en el caso anterior, tampoco hay más detalles acerca de quién fue él y lo que hizo, más allá de los mencionados.

Subir