Iscariote significado bíblico

iscariote

Definición. El significado bíblico de Iscariote es hombre de Queriyot. Uno de los doce apóstoles de Jesús, se llamaba Judas, pero uno de sus compañeros tenía el mismo nombre. Así que, para distinguirlo, le agregaron este alías. Esto se debía a que tanto él, como su padre Simón, provenían de esa Ciudad.

¿Cuáles eran los antecedentes de Judas Iscariote?

En las santas escrituras hay poca información sobre la familia o el pasado de este hombre. Solo se menciona, es que tanto él como su padre tenían el sobrenombre Iscariote. Esto deja ver, que era el único que procedía de una ciudad de Judea, puesto que el resto venían de Galilea.

En el Nuevo Testamento se hace referencia a Iscariote, después de un año y medio del ministerio de Jesús. Cerca de la Pascua del año 31 E.C. Lo más probable es que él, junto a otras personas, haya seguido al Cristo por un tiempo. Además, debió tener mucha disposición e inclinación espiritual, para que pudiera ser nombrado un apóstol.

Es ilógico pensar que Jesús supiera de antemano que este hombre lo traicionaría y lo dejara estar entre sus más allegados. Si bien es cierto, él conocía la profecía que alguien de su círculo íntimo lo vendería a sus enemigos. Sin embargo, en el momento de escoger a los apóstoles, todos tenían buen corazón. La seguridad de esto, es que antes de hacer la elección, Jesús oró a Jehová para que lo ayudara.

¿Cómo se corrompió Judas Iscariote?

En la Biblia no se específica la fecha en la que su corazón se volvió traidor. Más bien, al principio se destacó como una persona responsable, a quien se le encargó de la caja de las contribuciones. Aunque Mateo era un experto administrador, la confiabilidad, cultura y aptitud de Judas Iscariote lo hicieron el más adecuado para este servicio.

Sin embargo, un año después de esto, los discípulos regresaron de predicar. Algunos se escandalizaron por las enseñanzas de Jesús y se fueron. Pedro le mencionó que ninguno de los doce lo abandonarían. Ahora bien, el Mesías denunció que uno de ellos lo traicionaría, aunque no dijo su nombre.

Luego, en el año 33 E.C. los líderes religiosos lo convencieron de vender a su maestro por 30 piezas de plata. Tal como se predijo en el pasado, él cometió esta acción y a Jesús se le juzgó y asesinó de manera injusta. Se presume que su conciencia lo condeno tanto, que decidió quitarse la vida.

Subir