Gacela significado bíblico

gacela

Definición. El significado bíblico de gacela es la hembra de una variedad de antílope, que se caracteriza por ser veloz y pequeño. Los hebreos debieron conocer a este animal, por un lado, tenían a la especie más común que mide 1 metro de largo y 60 centímetros de alzada.

Vídeo sobre el significado bíblico de Gacela

https://www.youtube.com/watch?v=Y01GSc-g8NQ

Esta habita en Egipto, Siria y Palestina. Es de color arena, con listas claras y oscuras. Su pelaje es suave y corto; tiene unos cuernos anillados en forma de lira que puede tener una altura de 30 centímetros. También es probable que vieran a la gacela de Arabia, la cual tiene una altitud mayor y con un color más oscuro.

La gacela y las Santas Escrituras

En la Biblia cuando se habla de gacela, por lo general se hace referencia a la velocidad que tienen estos animales. Se considera uno de los mamíferos más rápidos de esa parte del planeta. Por eso, se usaba para comparar la agilidad de ciertas personas con ella.

Alguien que se destacó por su velocidad fue Asahel, el hermano de Joab. Por otro lado, los gaditas que se unieron a David en el desierto, para enfrentar a Saúl, de la misma manera se les consideró veloces. Al hacerse mención de ellos, se les compara a las gacelas.

La ligereza de estos mamíferos también sirvió de referencia, para hablar de las huidas que se llevarían a cabo en momentos específicos. Una de ellas fue cuando se predijo que la gran Babilonia caería en manos enemigas. La profecía indicada que todos los que la apoyaban, incluyendo a los extranjeros, escaparían de esas tierras en poco tiempo.

En uno de los Proverbios, se utiliza esta criatura como un ejemplo de actuación pronta, en especial cuando alguien se enfrenta a una trampa. La exhortación es, que se debe escapar lo más rápido posible, de personas que quieren enredar a los demás. Así se evita que se sufran muchos dolores.

¿De qué otra forma se usó la palabra gacela en la Biblia?

En el libro Cantar de los Cantares se emplea esta expresión para hacer referencia a la distinción y belleza que tiene este animal. Su figura esbelta y delicada no solo se comparó a la bella sulamita, sino a su enamorado.

Cuando la joven impuso el juramento a las hijas de Jerusalén, les mencionó la elegancia y hermosura que se aprecia en las gacelas. En la ley mosaica se estableció que se podía consumir su carne por el pueblo.

Subir