Enón (fuente) significado bíblico

enon fuente

Definición. El significado bíblico de Enón, es lugar o fuente que se encontraba cerca de Salim. Una de las cosas más importantes por las que se le conoce, es que allí Juan realizaba los bautismos que consagraban a las personas ante la voluntad y misericordia de Dios.

Vídeo sobre el significado bíblico de Enón (fuente)

https://www.youtube.com/watch?v=ZqS9MYQcHYY

Ya que, la labor que efectuaba Jesús acontecía más que todo en Judea y no en Enón como lo hacía su compañero.

Por su parte, hasta la fecha no se conoce una ubicación precisa sobre tal sitio. Lo único que se sabe, es que estaba cerca de Salim y que se trataba de una fuente con vasta agua al oeste del Jordán.

Nombre Enón

Ahora bien, Enón también se llamó un hombre que vivió en la época del Génesis. Al parecer, fue el hijo de Set y padre de Quenán. Tiene un papel relevante al descender de Adán. Además de todo ello, su genealogía se relaciona con los orígenes sacerdotales.

Podemos apreciar tal nombre en el siguiente versículo del Génesis 4:26. Y a Set también le nació un hijo, y le llamó Enón.

Entonces los hombres comenzaron a invocar a Jehová. Con estas palabras, se nos indica que se dio inicio a un culto en el que preponderaba lo divino. Y en donde, existían reglas de convivencia que permitían generar una vida tranquila en Dios.

Enón y Salim

Sabemos que estos dos términos eran fuentes o manantiales. A pesar de que no se les conoce una ubicación exacta, se les aclamaba porque allí existía mucha agua. De hecho, en el libro de Juan se hace referencia a que Enón se encontraba al oeste del río Jordán.

Esto lo decía, porque los discípulos siempre hablaban del lugar en donde este se encontró por vez primera con el Mesías. Todo ello, el día en el que le bautizó y sentó las bases que darían paso al cristianismo tal y como lo conocemos ahora.

De este modo, Juan hacía referencia a Enón por si se encontrase al otro lado del Jordán. Aunado a eso, algunos investigadores indican que se trata de un valle abierto que comienza a vislumbrarse desde el monte Ebal.

En tanto que, lo describen como una fuente que está repleta de manantiales de agua cristalina y apta para el consumo de los hombres.

Sin dejar de lado, el gran parecido que mantiene con Salim en cuanto a los fines de bautismo que les permitían a los hijos de Dios consagrarse en su presencia y permanecer en estado de santidad.

Subir