Decreto significado bíblico

anciano decreto

Definición. El significado bíblico de decreto proviene del latín 'decretum', se origina en el verbo 'decerno' que quiere decir 'yo juzgo'. Se refiere a una orden, mandato o ley dada por una entidad superior con el propósito de dirigir y mantener la estructura de una sociedad. Es común que sea emitido por el gobernante o figura autoritaria, de forma escrita como declaración oficial.

Vídeo sobre el significado bíblico de Decreto

https://www.youtube.com/watch?v=G1EhfdgVwW0

En el ámbito religioso, existen los conocidos decretos eclesiásticos, su importancia para los feligreses depende del poder que los emane. Las órdenes de los pontífices tienen influencia legal y en parte cuentan con más peso que uno diocesano. Un mandato general de la iglesia de liturgia o ejecuciones en la administración es distinto a uno específico para una región. Estos estatutos son la manera en que los clérigos crean las leyes dentro de la religión.

¿Qué es un decreto en la Biblia?

Son tomados como resoluciones o propósitos que se fundamentan en la sabiduría de la palabra del Señor. Estos tienen la potestad de declarar algo como verdadero, gracias a la certeza que recae en el conocimiento bíblico. Es usual que los creyentes decreten sus peticiones en el nombre del Santísimo y así darle ímpetu a sus plegarias.

El motivo es invocar la fuerza de Dios para que lo que se suplica sea concedido. La intención es conseguir satisfacer las necesidades o deseos propios, por lo que se superpone la voluntad de uno mismo sobre la del Señor. Es por eso que se debe tener cuidado de caer en la tentación de los pecados de codicia y vanidad.

¿Cómo funciona un decreto bíblico?

Para realizarlo se debe poseer conocimiento y comprensión del evangelio, el entendimiento y la reflexión son la clave al tener el apoyo divino. Dios ha dejado a disposición las herramientas y que las personas hallen resguardo en la fe y esperanza que demostró su propio hijo. Lo que dicen las sagradas escrituras son las instrucciones del Padre y ellas son la respuesta a todo lo que nos aqueja.

Los decretos de Dios conciernen a sus planes y sus misterios que se han proclamado para la eternidad. Jehová tiene proyectado el porvenir de la humanidad y el universo, lo ha dictado en su sagrada palabra. Por con la lectura podemos hacernos una idea de lo que nos exige ser, pero él siempre será el único conocedor de la verdad absoluta.

Subir