Chacal significado bíblico

chacal desierto

Definición. El significado bíblico de chacal es el nombre de un animal peligroso que vive en el desierto. Se trata de un mamífero que cava en las ruinas con el fin de hacer sus moradas.

Son carnívoros y se la pasan en manadas, a la vista parece una combinación entre los lobos y las zorras. Del primero tiene el pelaje y el color del mismo, así como en la forma de su cuerpo. Mientras que, del segundo, posee la cola.

Chacal en las sagradas escrituras

El término chacal en la Biblia aparece en varias ocasiones, pues este es una bestia común en Asia y África. En algunas veces, los humanos los domesticaban y por ese motivo se llegaban a cruzar con los perros.

El alimento de los chacales varía, ya que come vegetales, carne y carroña. El profeta Jeremías, habla de un lugar en la Estepa, en el que menciona que no será apto para que lo habiten las personas. En consecuencia, va a ser un sitio donde se encuentren las zorras, avestruces y el chacal de las arenas.

Isaías también habla de ellos, en el mismo sentido de la región que se abandonará, allí se verán con las hienas y aullarán juntos. Dicho grito, se asimila con un lamento prolongado, que puede repetirse por cuatro ocasiones hasta que la bestia callaba.

Miqueas hace una comparación de estos gritos, cuando dice que se despojará de sus vestiduras y se lamentará por su dolor.

En Palestina se les apreciaba, puesto que limpiaban las calles en la noche de la carroña muerta. Así, estos caninos evitaban que llegaran las moscas a los cadáveres de otros animales y la basura.

Curiosidades de los chacales

A pesar de que están emparentaos con los perros y lobos, pues pertenece al género canis, su aullido no se parece en nada. De tal modo, que en los momentos en que se escucha un chacal, se puede reconocer de manera sencilla.

Si los pobladores de las aldeas se descuidaban, los chacales atacaban en búsqueda de comida. Se llevaban niños y los devoraban con facilidad.

En la mitología egipcia, un chacal representaba una criatura que cuidaba la entrada al reino de la muerte. De tal forma lo confirma el dios de Egipto Anubis, un hombre con cabeza de chacal. Este era el que se encargaba de cuidar las almas y las tumbas. Por lo que las llevaba en su barca por el inframundo.

Subir