Celibato significado bíblico

celibato sacerdotes

Definición. El significado bíblico de celibato se usa para hacer referencia a una condición del hombre  la cual está relacionada con la abstinencia sexual. Sin embargo, desde su origen latino se usaba para hacer referencia a la condición de no estar casado.

El celibato es una condición que se les impone hoy en día a los sacerdotes, ministros y otros personajes relacionados con las iglesias. En este sentido, no solo la iglesia católica exige esta condición, pues tanto las iglesias ortodoxas como en el budismo es necesario ser célibe.

Celibato en la Biblia

El término celibato en la Biblia se usa para hablar de la condición de ser soltero por decisión propia. Así pues se pueden encontrar personajes como Juan el Bautista que escogieron ser solteros durante su vida en favor de la palabra de Dios. De igual manera Jesucristo permaneció soltero por la causa del reino celestial.

No obstante esta soltería y abstinencia no era una obligatoriedad para poder seguir a Jesús o ser un buen creyente. En este sentido el apóstol Pedro era casado como se detalla en los libros de Mateo, Marcos y Corintios.

De hecho el propio Jesús manifestó que la soltería era un don, con el cual no todos sus discípulos podían contar. Sobre aquellos que aún no se habían casado Pablo escribe que no tiene mandamientos para ellos, haciendo alusión a que no se les exigía permanecer de esa manera.

Imposición del celibato

La vida del matrimonio y la vida sexual activa no es algo que se prohíba desde la Biblia. Por el contrario, en las santas escrituras podemos encontrar un pasaje en el que dice que el esposo debe dar a su esposa lo que es debido. De manera más explícita de las relaciones sexuales se habla en 1 Corintios 7:3-5. En donde aclara que no se deben privar de ello el uno al otro, ósea entre esposos.

Los primeros sacerdotes de la iglesia no fueron personas célibes, todo lo contrario, muchos de ellos tuvieron esposas. De igual manera una gran cantidad de sacerdotes a lo largo de la historia han tenido hijos y descendencia.

La imposición del celibato se dio mucho después de los tiempos bíblicos, pues no se tomó una decisión hasta el siglo XI. Cuando en los concilios de Letrán en 1123 y en 1139 los papas León IX y Gregorio VII promulgaron que todos los sacerdotes debían adoptar esta práctica de manera obligatoria.

Subir