Calumnia significado bíblico

calumnia

Definición. El significado bíblico de calumnia es difamar a una persona con un objetivo malicioso. Esto se puede hacer de manera verbal o escrita. La finalidad del comentario es mal poner a la víctima delante de otros. Incluso si la acusación se hace ante un gobernante, este podía mandarlo a prisión o causarle la muerte.

¿Por qué el habla ociosa lleva a la calumnia?

Sentarse a platicar con familiares o amigos, como una forma de distracción, no tiene nada de malo. Sin embargo, esto puede ser el puente que lleve a las personas a decir palabras hirientes e inoportunas. Además, las conversaciones prolongadas, que no tienen un propósito espiritual, conducen con facilidad a la creación de opiniones malsanas del semejante. Esto puede ser sobre su conducta, personalidad o algún hecho que se cree que se cometió.

En las santas escrituras, se advierte que la lengua es un órgano pequeño que puede causar el incendio de un bosque. Esta ilustración deja ver que las calumnias dañan la vida de otra persona, así como el fuego hace desaparecer un área con muchas plantas. Por lo general, el calumniador practica primero el chisme, antes de formular una acusación de tal magnitud.

Una manera de evitar el habla ociosa y la calumnia, es ocupar el tiempo en el ministerio del reino. Ese consejo se lo dio Pablo tanto a las mujeres como a los hombres que querían privilegios en las congregaciones del siglo primero. Incluso comparo estas prácticas reprobables con el asesinato y el robo.

¿En qué se diferencia el chisme de la calumnia?

Ambos hábitos forman parte de las conductas que Dios condena, ya que quienes lo hacen no demuestran amor por el prójimo. Sin embargo, el chisme se puede considerar más inofensivo; este revela los asuntos de una persona por medio de rumor. En él se mezclan verdades y mentiras. Ahora bien, los efectos que causa en la víctima y sus allegados, no son tan desastrosos.

En cambio, la calumnia siempre es perjudicial, produce daño y peleas entre los involucrados. Una acusación de tal magnitud, puede manchar la reputación de la persona por toda su vida. Es por esto, que los calumniadores se colocan en una mala posición antes Dios.

El primer ser que utilizó una calumnia fue el Diablo, quien dijo una mentira sobre Jehová que afectó a toda la humanidad. Por eso, se le denomina el creador de la calumnia y las personas que lo hacen, se les llaman sus hijos.

Subir