Astrólogo significado bíblico

astrologo

Definición. El significado bíblico de astrólogo, es una persona que tiene conocimientos respecto al movimiento de los cuerpos celestes.

A raíz de ello, los antiguos podían deducir la forma en que los astros afectaban la vida de las personas. Siendo así, que fuera posible predecir su destino o futuro.

Vídeo sobre el significado bíblico de Astrólogo

https://www.youtube.com/watch?v=9vecktjU_go

Así pues, el astrólogo se fiaba de las estrellas para emitir sus predicciones, de tal modo, existieron en la Biblia algunos muy reconocidos. Los cuales, tuvieron cierta influencia en poblaciones como las de los egipcios, árabes, caldeos, asirios y babilonios.

Por su parte, es importante destacar que el papel del astrólogo se consideraba esotérico, una actividad que no era grata al Señor. Aunque, no se encuentran registros en los que tal cosa fuera penada de una manera desfavorable para quienes la ejercían.

De hecho, se sabe que los antiguos emplearon la astrología por medio de un calendario que les permitía conocer algunos aspectos importantes para su día. Siendo este el caso de las fechas más propicias en las que cultivar o criar a sus animales.

El estudio del astrólogo

Ahora bien, el astrólogo era un experto que se preparaba a la hora de observar el movimiento de los astros. Gracias a ello, podía realizar interpretaciones que las personas creían ciertas.

Incluso, en los tiempos antiguos se pudo pronosticar eventos que tendrían cabida en la tierra y que no serían nada favorables para los involucrados.

Asimismo, el estudio del astrólogo se relacionaba de manera directa con las ciencias adivinatorias, tomando en cuenta la ubicación exacta de los planetas.

Es por eso, que en la actualidad esta actividad tiene mucho que ver con el zodíaco y la lectura del horóscopo. Cabe destacar, que una de las tareas del astrólogo, consistía en conocer el estudio del cielo a cabalidad para emitir juicios con base a lo que veía.

Origen pagano de la astrología

Por otra parte, el oficio del astrólogo se relacionaba con actividades procedentes del paganismo y la adoración a falsas deidades. Es por ello, que este tipo de acto no se ve en un contexto positivo que figure dentro de la Biblia.

Así lo podemos apreciar en el siguiente pasaje de Deuteronomio 4:19 'No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna , y las estrellas, y el ejército, se te expulse. Y por esa causa, te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los concedió a todos los pueblos debajo del firmamento'.

Subir