Aridai significado bíblico

aridai

Definición. El significado bíblico de Aridai, es uno de los diez descendientes del linaje de Amán, hijo de Hamedata. Tal término proviene del hebreo Arîday que se traduce como delicia de Hari, lo que hace referencia a un Dios de origen persa.

Asimismo, se dice que Aridai y su padre, fueron grandes enemigos del pueblo de los judíos. En tanto que, sus hermanos sufrieron la muerte una vez que idearon un proyecto en el que planeaban acabar con estas personas y destruirlas.

De hecho, Amán el padre de Aridai echó el pur con el propósito de definir el día en que se enfrentaría a los judíos. Sin embargo, todo le salió mal porque Ester fue y le contó lo que pretendía hacer al rey, quien dio nuevas órdenes. En las cuales, dictó que las atrocidades que deseaba ejecutar, se le devolvieran a él mismo.

La conspiración del padre de Aridai

Sabemos que Amán no amaba a Dios, pero en un principio, obtuvo el favor del rey Asuero. Pues, mandó a que sus siervos se inclinasen ante su presencia. Todo esto, a excepción de Mardoqueo, quien, no se humillaba porque en la Biblia no había ningún mandamiento que lo indicase.

Cuando el padre de Aridai se dio cuenta de tales eventos, se dejó llevar por su orgullo para vengarse no solo de Mardoqueo, sino también de todos los judíos. Su ira expuso el gran odio que albergaba en su corazón y echó su suerte en el mes duodécimo.

Luego, Amán habla sobre su conspiración al rey Asuero, más este pensó que se trataba de una amenaza sin valor. Pese a ello, estuvo de acuerdo con el plan y fue así como se decretó matar a todos los judíos en el mismo día. Se trata de un hecho abominable ante los ojos de Dios, porque estas personas eran buenos ciudadanos y sufrieron la condena de un hombre inseguro y con un orgullo herido.

Los valores de Aridai

Como podemos observar, Amán no fue un buen ejemplo paternal para Aridai. Siendo así, que este creciera con valores morales que no se regían ante los principios de Dios de la fe. Es por ello, que tanto él y sus hermanos pagaron por los crímenes atroces de su padre.

Ya que, fue Amán el que tramó el plan en contra de los judíos y se le colgó en la horca en las puertas de Susa al lado de su descendencia.

Subir