Adi significado bíblico

adi

Definición. El significado bíblico de Adi, es hombre perteneciente a la genealogía de Jesús. Su nombre figura tanto en el evangelio de Mateo como en el de Lucas. Es por esta razón, que tiene al rey David por ser uno de sus antepasados y que le hacen sobresalir dentro de tal linaje sagrado.

Por otro lado, Adi viene del griego Addí o Addéin, palabras que se traducen en español por joya. Motivo por el cual, podemos decir que se trataba de algún tipo de ornamento o adorno de los tiempos antiguos que utilizaban los pobladores.

Es importante destacar, que el término Adi también se refiere a una cumbre que formó parte del Pirineo navarro. Por lo tanto, se le encontraba entre el pueblo Eugui y algunos valles como el de Alduides.

La cima del Adi, era de gran altura para los pobladores y se encontraba rodeada de vasta naturaleza. Pues, desde allí sobresalían verdes praderas, aire de montaña y amplios espacios que permitían conectarse de manera espiritual con el Padre Celestial.

Adi y la genealogía del Rey David

Si bien el nombre Adi figura muy pocas veces en la Biblia, sabemos que fue hijo de Cosam y que engendró a Melquí. Este último fue un sacerdote del Altísimo y estudioso de la historia del pueblo de los judíos.

Asimismo, Adi formó parte de la descendencia de David por medio de Natán. Siendo este, uno de sus cuatro hijos y hermano de Salomón. Nació en Jerusalén y se sabe muy poco respecto a su vida en la tierra. Más, sus registros aparecen en el libro de Lucas y en el de las Crónicas.

Adi, el antepasado de Jesús

Por su parte, Adi figura como un personaje del linaje de Cristo. En el evangelio de Mateo, se hallan tales antepasados que constituyen la identidad de Jesús. Entre ellos, sobresalen en principio David y Abraham. De igual modo, Isaac, Jacob, Judá y sus hermanos.

Sin omitir, a aquellos que estuvieron en Babilonia y eran Zorobabel, Joaquín, Salatiel y José, quien se convertiría en el esposo de la virgen María. En ese tiempo, es posible que viviera Adi hasta el nacimiento de Cristo.

Así pues, Adi se registra en alguna de las catorce generaciones de la línea de Jesús que estuvieron presentes hasta el día de su nacimiento. Tales listas las registraron los hebreos y procuraron colocar todos los detalles para que la información fuera fiel y precisa.

Subir