Aquis significado bíblico

aquis

Definición. El significado bíblico de Aquis, es nombre de dos reyes filisteos, procedentes de Gat. Tal término viene del hebreo Âkîsh, pero, su traducción es incierta. Sin embargo, aparece en algunos registros antiguos cuneiformes en forma de inscripción.

En primer lugar, Aquis fue un gobernante que se encargó de brindarle su protección a David y que se menciona en el libro número uno de Samuel. Así como, algunos afirman que a lo largo de salmos 34, se le conoce por Abimelec.

Por otra parte, se dice que Aquis fue el sucesor del anterior mandatario y que vivió en los tiempos en los que Salomón ejerció su reinado.

Además, se narra en el primer libro de reyes la historia de, el día en el que Simei le maldijo y a causa de ello, tuvo que emprender la huida para resguardarse del mal que podría sobrevenirle.

No obstante, algunos eruditos bíblicos refieren que es poco probable que el Aquis de los tiempos de Salomón sea el mismo de los días de David. Pues, existen notoriedades concretas respecto a la diferencia de edades entre ambos.

Más bien, se estima que el Aquis que convivió con el rey David era el abuelo de aquel que vino luego cuando Salomón dio sus pasos por la tierra.

David y Aquis

Sabemos que David estuvo entre los filisteos el día en el que decidió huir de la mano de Saúl. Pues, pensó que este se cansaría de buscarle por todo el territorio de Israel y que le dejaría en paz. Por lo tanto, se levantó y se pasó a Aquis, quien era el hijo de Maoc y mandatario de Gat.

Luego, tuvo que morar con todos sus hombres por aquellas latitudes. De hecho, se tiene registro de que David no emprendió la huida por su cuenta, ya que, se llevó a sus dos mujeres que se llamaban Ahinoam y Abigail.

Más adelante, aconteció que un grupo de varones le dijo a Saúl lo que el rey estaba haciendo y por esa razón, decidió que lo mejor sería no seguir buscándole.

Entonces, David le dijo a Aquis que le concediera una de sus aldeas del campo para que él habitase allí en compañía de sus esposas. Y como se ganó la gracia de sus ojos, el rey le concedió el favor.

Sucedió así que Aquis le dio Siclag a David porque halló bien en él y es por ello, que tal territorio perteneció a los reyes de Judá.

Subir