Aquim significado bíblico

aquim

Definición. El significado bíblico de Aquim es, personaje que no se menciona en el antiguo testamento, pero que, aparece en la genealogía de Cristo. Sus registros se encuentran en el libro de Mateo y se le cita en conjunto con Azor y Sadoc.

Por su parte, el término Aquim viene del griego Ajéim, y se traduce como aquel que es vengador o Jehová establece. Aunque, algunos estudiosos refieren que se trata de una transcripción procedente del lenguaje hebreo.

Aquim y Eliud

Ahora bien, a Eliud se le reconoce como uno de los hijos de Aquim, lo que significa, que ambos personajes fueron miembros de la genealogía de Jesús. Asimismo, los dos pertenecieron al linaje de José, el padre adoptivo de Cristo y esposo de la virgen.

Sin embargo, en los escritos de Mateo y Lucas se evidencian diferencias al presentar a la estirpe de el Salvador. Puesto que, algunos dicen que su nacimiento parte del linaje de Natán y otros que se trata del de Salomón.

De todos modos, se registró con detalle la vida tanto de Aquim como la de Eliud, manifestando que eran hombres buenos y rectos ante los estatutos de Dios.

Aquim y el linaje real de David

Asimismo, se sabe que Aquim fue descendiente real de David a través de la figura de Salomón. Ya que, se le consideró como uno de los antepasados de José, el esposo de María.

Es de importancia señalar, la magnitud de la profecía de Jehová en la que se menciona a un niño santo de esta línea genealógica que nacería y le concedería la salvación al mundo.

Tal mensaje podemos apreciarlo en las escrituras del antiguo testamento que se conecta con el nuevo y nos relata diversos aspectos mesiánicos. Pues, él bajó a la tierra para cumplir aquella promesa que Dios le hizo a Abraham, pariente consanguíneo de Aquim.

De ese modo, podemos observar lo siguiente en Génesis 28:14 'Será tu descendencia como el polvo, y entonces te extenderás hacia el occidente, al oriente, al norte y al sur; y las familias de la tierra recibirán tu bendición y tu simiente.'

Con tales palabras se nos ratifica la importancia que tuvo el linaje real de David, de donde nació Aquim y sus descendientes.

Todos ellos, sirvieron de ejemplo del reino prometido y la semilla de Abraham de acuerdo con el plan que Dios estableció para que se concretara sobre sus hijos.

Subir