Amán significado bíblico

aman

Definición. El significado bíblico de Amán, es príncipe a quien se le catalogó como enemigo del pueblo de los judíos en los días en los que vivió Ester. El término de su nombre proviene del hebreo Hâmân que quiere decir grandioso o magnífico.

Por su parte, se dice que es posible que el vocablo Amán se conectase con el de un Dios llamado Humman. En tanto que, algunos estudiosos alegan que se trató del hijo de Hamedata, quien fue un Agagueo y oficial importante que ejerció sus influencias en la corte del rey Asuero.

De modo similar, se estima que Amán perteneció a la casa real amalecita porque allí tuvo a uno de sus parientes. Aunado a ello, fue uno de los favoritos de un personaje al que conocían por Jerjes y que contaba con gran poder dentro del reino.

Odio de Amán en contra de los judíos

La historia de Amán sobresale de manera amplia en la Biblia debido a la anécdota en la que se explica su odio profundo hacia la comunidad de los judíos. La razón es que, se sabe que su deseo consistía en destruirlos y acabar por completo con su gente. También, tuvo un enemigo principal que se llamó Mardoqueo y que lideraba a esta nación.

Amán estaba muy molesto a causa de que uno de los hombres de la corte se rehusó por completo a arrodillarse y rendirle honores. Pues, pensaba que al único al que debía ejecutar tales actos era al Padre Celestial. Por este motivo, procedieron planes que tenían la finalidad de acabar no solo con Mardoqueo, sino con todos los judíos que le acompañaban.

Amán y la intervención de Jehová

En los días de Ester, la figura del Altísimo estuvo presente para con los fieles con fe y creían en sus palabras de vida. Es por ello, que esta mujer logró percatarse de los malvados planes que tenía Amán en contra de su pueblo. De tal modo, decidió intervenir bajo la guía espiritual del Señor.

Gracias a ello, miles de personas inocentes se salvaron de la muerte, porque Ester pudo frustrar la terrible venganza que pronto se avecinaba. Entonces, en lugar de que ocurrieran estos hechos, aconteció que Amán y sus hijos sufrieron un futuro devastador.

Ya que, el rey ordenó que se les diera muerte de una forma muy miserable, colgándoles en una horca. Lo cual, apaciguó su ira en gran medida.

Subir