Ahlái significado bíblico

ahlai

Definición. El significado bíblico de Ahlái es el hermano de mi Dios. Este fue un nombre que se usó sin discriminación del sexo. Sin embargo, hay algunos estudios de la historia bíblica que argumentan, que las personas en los relatos son todos hombres. Esto no parece lógico en uno de ellos.

¿Quién era Ahlái de la tribu de Juda?

Una de las familias de esta casa paterna, tuvo un hombre llamado Sesán. Según lo que indican los pasajes de 1 Crónicas, él no engendró hijos que pudieran perpetuar su apellido. Esta situación se consideraba una desgracia para los israelitas. La ley que Dios le dio a la nación, establecía que solo los varones podían heredar los bienes de los padres.

Como él nada más tenía niñas, cuando estas crecieron, dio a una de ellas por esposa a su siervo Jarhá. Este hombre era un egipcio, que tal vez se unió él o sus padres al pueblo de Israel cuando salieron del país. Luego se convirtió en uno de los sirvientes de Sesán.

Los extranjeros no tenían el derecho legal de heredar la tierra prometida. Sin embargo, con la unión matrimonial entre Ahlái y este egipcio, se podía conservar la herencia dentro de la familia y perpetuar la descendencia de su padre. Incluso, él llegó a ser el abuelo de Atai, por medio de Jahrá.

Algunos piensan que Ahlái, fue más bien el único hijo que tuvo Sesán. De ser esto cierto, este debió morir a una edad muy temprana. No obstante, no armoniza con el registro bíblico y el linaje donde se incluye al sirviente egipcio. Por eso, es más probable que este personaje se tratará de una mujer.

¿Qué otro Ahlái se menciona en la Biblia?

Cuando Saúl estaba reinando en el pueblo, Jehová decidió ungir a David como el próximo monarca. Esto fue evidente, porque él triunfaba y recibía la gloria y la honra que el rey no obtenía. Además, el profeta Samuel ya había derramado sobre su cabeza el aceite.

Ante esto, Saúl comenzó a buscarlo para matarlo, por lo que David tuvo que huir de las manos de su amo. Muchos hombres se le unieron en respaldo al futuro monarca. Así fue como Zabad, el hijo de Ahlái llegó a formar parte de los guerreros de este hombre.

Ese grupo sobresalía entre los demás, porque tenían habilidades impresionantes para la lucha. Además, realizaron hazañas que otros no pudieron hacer. Incluso, estos tuvieron dispuestos a dar su vida por su líder en más de una ocasión.

Subir