Aguijada significado bíblico

aguijada

Definición. El significado bíblico de aguijada es un instrumento con una vara larga de hierro. Esta tiene un ancla en un extremo y una paleta en el otro. Ella se utiliza para obligar a las bestias a caminar mientras se realizan las labores agrícolas. Por lo general, se emplea en bueyes, mulas y los animales vacunos.

 Samgar hizo una gran hazaña con una aguijada

Los israelitas, cuando vivían en el tiempo de los jueces, con facilidad olvidaban el voto de fidelidad que le habían hecho a su Dios. Así que adoraban a deidades falsas y hacían lo que era malo. Por eso, Jehová les quitaba su protección. Eso traía como consecuencia que las naciones vecinas los sometieran a muchos dolores de angustia.

Cuando ellos se reconciliaban con su creador, podían combatir a sus opresores y recuperar la libertad de la nación. Una de estas veces fue por medio del juez Samgar, quien usó una aguijada con la que mató a 600 filisteos. Esta acción valerosa les dio la salvación a sus hermanos. Sin embargo, no fue la única vez.

Ellos acostumbraban a rogarle a su Señor con el objetivo de que los perdonara y los ayudará. En una oportunidad, se valió del hermano menor de Caleb, Otniel, para liderar la batalla contra los enemigos y vivieron en paz por más de cuatro décadas. No obstante, con el tiempo volvieron a caer en el mismo error y el rey de Moab los conquistó.

Una vez más, ellos se arrepintieron de sus pecados y suplicaron el cuidado de su Dios. Él los perdonó y guio a Ehúd para que hiciera una espada que la escondió debajo de sus vestiduras. Cuando le llevó el atributo al monarca, se las ingenió con el objetivo de quedarse solo con él y matarlo. Con eso, pudieron vivir 80 años en paz.

¿Cómo ilustró Salomón la aguijada con las palabras?

La aguijada llevaba a los animales por el camino que el agricultor quería, de la misma manera un consejo puede útil. Cuando una persona sabia hace una recomendación y apela al corazón de su oyente, es probable que cambie su forma de actuar. Con eso logra que retome la ruta en su vida que más le favorece.

Algunos hombres se resisten a los consejos, tal como un toro terco resiste los pinchazos de los aguijones. Estos no reconocen, que esa manera de actuar lo único que hace es perjudicarlo. Así es, quien se rebela a la autoridad legítima de Dios.

Subir