Sefelá significado bíblico

sefela

Definición. El significado bíblico de Sefelá es tierra baja. Esta es una región de unas colinas bajas, que se encuentran entre la cordillera central de Palestina y las llanuras de Filistea. Esta era una zona que pertenecía a la tribu de Judá. Alcanzaba unos 450 metros de altura. Sin embargo, en comparación con la serranía central, era más pequeña. De allí surge su nombre.

¿Cómo era la región del Sefelá?

Este lugar montañoso se caracterizaba por ser fértil y con un clima templado. Los valles que lo rodeaban, servían de rutas naturales para viajar en varias direcciones. En su tiempo fue conocida por ser productora de sicómoros y por tener huertos de olivos. Su vegetación abundante la hacía ideal en la cría de los rebaños y las vacadas. Esto favorecía en gran manera a sus habitantes porque podían sembrar la tierra y tener sus animales nutridos.

Cuando Israel invadió la región de Canaán para obtener su herencia prometida, Josué conquistó la tierra y se las pasó a la familia de Judá. Al parecer había dos zonas con ese nombre. El otro era la asociada con la región montañosa de Israel. Este sitio era más estrecho y menos definida que la otra. Se encontraba entre la llanura de Sarón y las montañas de Samaria.

¿Por qué Josué hizo una distinción entre las dos Sefelá?

Según algunos estudiosos, el origen de esto se debe a cómo se obtuvo las tierras. La situación era que al principio Judá y las tribus de José (Efraín y Manasés) recibieron su parte de la herencia antes que todos los demás. Se les asignó por suertes, mediante una práctica dispuesta por Jehová para indicar cómo quería él que se hicieran las cosas.

Así que mientras la casa de Judá moraba en el sur, los demás estaban en Guilgal. Después de cierto tiempo, se les dio permiso a las familias de Efraín y Manasés de ocupar su territorio. Mientras tanto, el resto de la nación estaba acampando en Siló, tal como Jehová lo había ordenado.

Cabe destacar, que en ese momento el altar, el tabernáculo y el arca se encontraban en el territorio que estaba bajo el dominio de la familia de José. Estos objetos valiosos cambiaron con ubicación hasta que el rey salomón construyó una casa para su Dios. Esta era un edificio digno e impresionante. Además, representaba el lugar santo y de adoración del pueblo, que se usó por mucho tiempo.

Subir